Venezuela declaró este lunes toque de queda nocturno en las poblaciones donde están los dos principales pasos fronterizos con Colombia, alegando que grupos violentos intentan cruzarlos mezclándose con venezolanos que regresan a su país por la pandemia de coronavirus covid-19.

«El presidente Nicolás Maduro ha decidido imponer un toque de queda» en San Antonio y Ureña (ambas limitando con Cúcuta, Colombia), anunció el ministro de Comunicación e Información, Jorge Rodríguez. El toque de queda se aplicará diariamente desde las 16:00 horas a las 10:00 del día siguiente locales. En ese lapso los pasos estarán cerrados, dijo Rodríguez.

«Factores de poder que hacen vida en el gobierno de Colombia están aprovechando» el retorno de venezolanos y «(se) están tratando de colar paramilitares, desertores, mercenarios, que vienen a sembrar violencia», expresó Rodríguez en declaraciones transmitidas por la televisión estatal, alegando que hubo cuatro detenciones este lunes por esa razón.

La medida coincide con la vuelta de cientos de venezolanos que emigraron a Colombia por el colapso económico local, esta vez empujados por la emergencia sanitaria provocada por la pandemia del nuevo coronavirus.

Frecuentemente, el gobierno de Nicolás Maduro denuncia complots preparados en territorio colombiano, con apoyo de Estados Unidos, para derrocar al mandatario e incluso asesinarle. La administración de Iván Duque niega las acusaciones.

Colombia y Estados Unidos consideran que Maduro fue reelegido en comicios fraudulentos y respaldan al líder opositor Juan Guaidó, jefe parlamentario reconocido por medio centenar de países como presidente encargado de Venezuela.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta