Con el objetivo de enfrentar de mejor manera los efectos de la pandemia del covid-19, el Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP) instó al gobierno federal a otorgar una prórroga o ampliación del plazo para presentar las declaraciones anuales de personas morales y físicas y los compromisos que conllevan, pero, aclaró, no es una petición de condonación de impuestos.

En un comunicado, añadió que también sería deseable el diferimiento de pago de las cuotas obrero-patronales sin repercusión de accesorios legales, como lo son recargos, multas, medidas administrativas que impidan la operatividad de las empresas (posible cancelación de sellos digitales), así como otras propuestas que ayudan a reactivar la economía y la no pérdida de empleos.

Para el IMCP, el mensaje del presidente Andrés Manuel López Obrador sigue siendo unilateral, ya que si bien coincide en que lo prioritario es la salud pública y que ésta siga siendo dirigida por los profesionales de la salud y expertos en epidemiologia, también es importante apoyar a los pequeños negocios.

En este sentido, aplaudió el compromiso de seguir generando empleos por parte del gobierno, dar a conocer el próximo plan de inversión del sector energético, así como mantener los estímulos en Impuesto Sobre la Renta (ISR) e Impuesto al Valor Agregado (IVA) en la frontera y, que la devolución de saldo a favor de IVA se haga con prontitud; sin embargo, dijo, esto no es un estímulo.

Es así, abundó la institución, quedan sin atenderse las propuestas que han presentado los diferentes organismos nacionales, ante diferentes instancias degobierno federal.

Por tanto, propuso mesas de diálogo para buscar puntos de coincidencia para avanzar, pues la división por intereses individuales no sirve a nadie.

 

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta