Vendedores ambulantes acordaron con el gobierno estatal y municipal el retiro de sus puestos los días lunes, miércoles y viernes de calles del centro de la ciudad, para atender las recomendaciones de las autoridades sanitarias por el COVID-19.

Arterias como Aldama, Las Casas, Independencia y Flores Magón, entre otras, se observan vacías.

La medida busca liberar las calles de un número importante de personas, para que se reduzcan  las posibilidades de un contagio del coronavirus.

Los comerciantes señalan que no podrán retirarse todos los días pues de otra forma no tendrían ingresos, pero atenderán las medidas necesarias para disminuir los riesgos.

Compartir

Dejar respuesta