BRUSELAS.

La Unión Europea (UE) respaldó ayer el plan de Estados Unidos sobre un gobierno de transición en Venezuela sin el mandatario Nicolás Maduro ni el opositor Juan Guaidó y afirmó que “va en la línea” de una solución pacífica promovida por el bloque.

En una declaración en nombre de los 27 países de la UE, el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, tomó nota “positivamente” del nuevo plan de Estados Unidos y “con interés” la parte correspondiente a su política de sanciones.

“La propuesta estadunidense va en la línea de la UE de proponer una salida pacífica a la crisis a través de una vía negociada hacia un gobierno democrático, lo cual es ahora más necesario que nunca”, aseguró.

La UE alerta así del “devastador impacto humano” que podría tener la pandemia del nuevo coronavirus en “un país que se enfrenta a una situación económica, social y humanitaria ya grave”, reiterando su voluntad de ayudar al “pueblo venezolano”.

Frente a la pandemia del coronavirus, que amenaza con propagarse dentro y desde Venezuela, y la caída de los precios del petróleo, Washington cambió su táctica para propiciar la salida de Maduro, cuya reelección en 2018 considera fraudulenta.

EU apoyaba los esfuerzos de Guaidó — a quien desde enero de 2019 reconoce como presidente encargado junto a casi 60 países— por sacar del poder a Maduro y realizar nuevos comicios.

Pero el martes, el jefe de la diplomacia estadunidense, Mike Pompeo, presentó un “marco para una transición democrática pacífica” en Venezuela, por el cual tanto Maduro como Guaidó se harían a un lado, a cambio de levantar sanciones gradualmente.

“La UE está dispuesta a contribuir, en particular a través del Grupo de Contacto Internacional, a un proceso significativo e inclusivo hacia el restablecimiento de la democracia (…) mediante elecciones presidenciales libres”, indicó el bloque.

Por su parte, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) pidió levantar las sanciones económicas impuestas a Cuba y Venezuela para que puedan hacer frente a la pandemia del coronavirus que ha dejado seis y cinco muertos, respectivamente.

“Justicia lo alcanzará”

Luego de que la justicia estadunidense acusó al presidente venezolano, Nicolás Maduro, y a otros funcionarios del gobierno sudamericano de liderar el Cártel de los Soles, el gobierno estadunidense le advirtió que “está a tiempo de cooperar o podría terminar como los capos de la droga Pablo Escobar o El Chapo Guzmán”.

“Maduro está en una coyuntura que es cooperación o confrontación. No es el momento de bravuconerías, sino del sentido común que dicta que nadie que se haya confrontado a la justicia norteamericana ha salido bien. Hay una salida buena y pacífica si existe la cooperación”, afirmó el director para América Latina del Consejo de Seguridad Nacional, Mauricio Claver Carone.

En entrevista con la cadena EVTV Miami, el asesor del presidente Trump señaló que “La confrontación, haya sido con Manuel Noriega, Pablo Escobar o El Chapo Guzmán, nunca termina bien”.

Insistió en que “nuestro deseo para Venezuela es una transición pacífica y democrática y por eso el Departamento de Estado ha dado nuevamente una propuesta diplomática muy generosa, demasiado generosa, para esta salida pacífica”.

“De la misma manera que se le han cortado los ingresos del oro y el petróleo a Maduro, buscamos cortarle los ingresos del narcotráfico. Es cerrarle otra puerta lucrativa para ellos”, explicó.

La semana pasada el Comando Sur de las Fuerzas Armadas estadunidenses desplegó a más de 20 mil militares en el Caribe y el Pacífico sur “ante el peligro de que los cárteles de la droga aprovechen la contingencia por el coronavirus para traficar sus drogas”.

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta