Andrés Manuel López Obrador estuvo en Sinaloa, específicamente en Badiraguato, la tierra de Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera, donde se reunió de manera informal con la mamá del famoso narcotraficante y su abogado, José Luis González Meza.

El encuentro generó gran polémica entre los usuarios de las redes sociales, donde incluso llegó a especularse una segunda reunión, ahora con el hermano de “El Chapo”, pero horas más tarde fue desmentido por Beatriz Gutiérrez Mueller.

González Meza, por su parte, habló con la periodista Azucena Uresti para contarle todos los detalles sobre la reunión que sí puede ser confirmada entre María Consuelo Loera Pérez y el presidente de la República.

La reunión fue completamente informal, pues el abogado de la familia sugirió que siguieran la caravana del presidentehasta uno de los dos puntos donde tendría que parar a realizar su mitin con los pobladores locales.

El objetivo era intercambiar opiniones sobre la extradición de Joaquín Guzmán a los Estados Unidos, misma que, según el abogado, sucedió mediante ilegalidades en el sistema de justicia mexicano. En caso de resultar cierta su sospecha, la familia pide que sea repatriado inmediatamente.

Al llegar el presidente, aclaró Meza, contactaron un miembro de su equipo, a quien avisaron de su presencia y luego esperaron que a su regreso del acto político, se detuviera para saludarlos, situación que, efectivamente, se desarrolló de esa manera.

Por otra parte, describió que Andrés Manuel López Obrador iba muy bien protegido por el gobierno federal, estatal y municipal, pues la caravana constaba de seis camionetas.

Además, el abogado aseguró que las estrictas órdenes de “El Chapo Guzmán”, recluido actualmente en Estados Unidos, fueron proteger al presidente.

«Desde el momento en que el presidente llegó a Culiacán en el avión, no hubo ningún problema. No había ningún riesgo. Él llego a la tierra de El Chapo. (La orden) fue eso, no dañar al Presidente. Cuantas veces vaya a Sinaloa, el presidente va a estar protegido”, aseguró José Luis González Meza en el programa de Azucena Uresti para Radio Fórmula.

Sin embargo, el abogado reveló que durante su improvisado saludo, la gente comenzó a decir una serie de cosas desagradables para la familia y para la señora Consuelo. Según Meza, la gente sataniza tanto al “Chapo” como a su madre.

«Satanizan al Chapo y satanizan a su mamá, una mujer de 92 años que jamás ha pisado los Estados Unidos, que no tiene ningún antecedente penal, que no vive en ningún castillo y vive en una casa muy humilde»

El abogado agregó que cuando regrese a México convocará a una conferencia de prensa para ofrecer más detalles del encuentro y hablar de “la actitud humanitaria y cristiana del presidente”.

Andrés Manuel López Obrador habló de la escena frente a los medios de comunicación, donde aseguró que dicho saludo se trató de una situación humanitaria y no hay ningún vínculo más allá entre la familia, pues su gobierno no tiene nada que ocultar.

“Claro que no, es una situación humanitaria y lo haría ante cualquier circunstancia parecida, aunque se me vengan encima los conservadores y sus voceros, los asalariados al servicio del conservadurismo”, dijo en Palacio Nacional durante una de sus “mañaneras”.

Además indicó que recibió la carta de la señora Consuelo, misma que se hará pública a través de los canales oficiales del gobierno federal, aunque no dio una fecha exacta.

Esta nota originalmente se publicó en Infobae

Compartir

Dejar respuesta