KABUL.

Las fuerzas afganas detuvieron al líder local del grupo Estado Islámico y a otros 19 yihadistas más, informaron hoy las autoridades de Afganistán.

La Dirección Nacional de Seguridad (DNS) indicó en un comunicado que Aslam Farooqi, también conocido como Abdullah Orakzai, fue arrestado junto con otros hombres en el marco de una «operación compleja».

Un responsable de la DNS, que pidió permanecer en el anonimato, explicó que Farooqi era el autor intelectual del ataque contra un templo Sij de Kabul, ocurrido el mes pasado y reivindicado por el grupo EI, que causó al menos 25 muertos.

Conocida como Estado Islámico en Jorasán (IS-K, por sus siglas en inglés), la rama afgana del grupo EI, registró reveses en los últimos meses a causa de las operaciones de las fuerzas estadunidenses y, por otro lado, de los talibanes.

En noviembre, responsables afganos afirmaron que el IS-K había sido completamente derrotado en Nangarhar, una de las provincias clave del este, donde el grupo estableció su primer feudo, en 2015.

Desde entonces, han reivindicado la responsabilidad de varios atentados con bomba por todo el país.

En su comunicado, la DNS explicó que Farooqi admitió estar vinculado con «agencias de inteligencia regionales», una clara alusión a Pakistán, al que Afganistán acusa de dar apoyo a yihadistas y talibanes.

Islamabad rechaza esas acusaciones.

Al ser preguntadas, las fuerzas estadunidenses en Afganistán no hicieron ninguna declaración sobre el arresto de Farooqi.

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta