Los recursos que son destinados para la construcción de proyectos de infraestructura, como los son el Tren Maya y la refinería de Dos Bocas, Tabasco, deberán ser destinados para apoyar en la crisis del coronavirus, como puede ser el apoyo a las empresas para mantener su liquidez y evitar la pérdida de empleos, consideró Enrique de la Madrid, ex secretario de Turismo.

En entrevista radiofónica con Azucena Uresti para Grupo Fórmula, De la Madrid indicó que el gobierno federal debe reconsiderar, ya que la mayoría de las empresas en México, sobre todo, pequeñas y medianas empresas, “viven al día”, por lo que están en riesgo de quebrar y se pierdan empleos.

“Ayuda es usar los recursos públicos,  la capacidad de endeudamiento y redireccionar el gasto público de ciertas obras que hoy no son prioritarias para lo que sí lo es que es salvar el empleo de los mexicanos”, señaló.

Agregó que “el gobierno va a tener que endeudarse, no hay duda, pero si las empresas están suspendiendo obras de inversión e infraestructura, el gobierno tiene que hacer lo mismo. Si simplemente pospones un año más Dos Bocas y el Tren Maya, tienes 72 mil millones de pesos en el presupuesto que alcanza para 8 millones de familias con 34 millones de mexicanos, es decir 3 mil pesos mensuales durante tres meses”.

Destacó que si la administración federal no actúa pronto para apoyar a las empresas, será muy difícil reactivar la economía después de que pase la pandemia

“Nadie está sugiriendo que lo cancelen, porque los gobierno tienen que saber actuar y actuar rápido, si actúas tarde las empresas van a morir, y reactivar una economía sin empresas es difícil, la prioridad ahorita es el empleo y la planta productiva”, explicó.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta