Al arribar al Aeropuerto Internacional de Oaxaca, y siguiendo las medidas sanitarias para prevenir casos de Covid-19, al presidente Andrés Manuel López Obrador le fue tomada la temperatura con un dispositivo electrónico y el cual registró 35.6, a lo que el mandatario exclamó “¡Tengan para que aprendan!”

El trabajador de la salud que le tomó la temperatura le preguntó al titular del Ejecutivo federal:

-“Presidente, ¿tos, fiebre en la última semana?
-Nada, nada”, respondió el presidente.

Tras haberle tomado la temperatura con el dispositivo, López Obrador preguntó “¿cuánto nos dio?”, a lo que el trabajador respondió “35.6”.

Metros adelante, y acompañado del gobernador Alejandro Murat, el presidente exclamó: “¡Tengan para que aprendan!” y “¡Tómala!”.

En estos momentos el mandatario se traslada a la comunidad de Tlaxiaco donde reinaugurará el hospital rural IMSS Bienestar.

Esta nota originalmente se publicó en El Universal

Compartir

Dejar respuesta