Bajo estrictas medidas preventivas y guardando la sana distancia por el coronavirus, el presidente de la República Andrés Manuel López Obrador arribó alrededor de las 11 de la mañana de este miércoles al aeropuerto de Oaxaca en donde fue recibido por el gobernador Alejandro Murat Hinojosa.

López Obrador con el gobernante oaxaqueño abordó de inmediato un vehículo de motor que lo trasladará a Tlaxiaco en donde pondrá en marcha el Hospital Rural-IMSS Bienestar que atenderá a enfermos del COVID-19 que requieran hospitalización.

En la terminal aérea fueron instaladas vallas metálicas para marcar la sana distancia con los medios de comunicación y la ciudadanía que se acercó para saludarlo o hacerle patente alguna petición.

Ya en la camioneta, desde la ventana, López Obrador sólo atinó a decir a los reporteros: “De lejos nos saludamos; ahora, vamos a Tlaxiaco a ver el hospital”.

 

Compartir

Dejar respuesta