La administración Trump tiene previsto anunciar que Estados Unidos movilizará buques navales hacia la costa de Venezuela como parte del fortalecimiento de sus operaciones antinarcóticos en el Caribe luego de imponer cargos por narcotráfico contra el presidente Nicolás Maduro, de acuerdo con tres personas familiarizadas con la situación.

El anuncio pudiera ser hecho por el presidente Donald Trump el miércoles, de acuerdo con las fuentes, que hablaron a condición de preservar el anonimato por estar discutiendo el asunto antes del anuncio oficial.

La misión es parte del compromiso previamente anunciado por Estados Unidos para fortalecer las operaciones antidrogas en el hemisferio.

Pero ha cobrado una urgencia mayor tras la presentación de cargos la semana pasada contra Maduro, el acosado presidente socialista de Venezuela y miembros de su círculo íntimo y de las fuerzas armadas. Están acusados de encabezar una conspiración narcoterrorista responsable por el contrabando de 250 toneladas métricas de cocaína al año a Estados Unidos.

Se produce además en momentos en que Maduro incrementa sus ataques sobre su rival Juan Guaidó, apoyado por Estados Unidos. El principal fiscal de Maduro le ordenó a Guaidó que proveyese testimonio el jueves como parte de la investigación de un presunto intento de golpe de estado. Es improbable que el legislador, que es reconocido como presidente de Venezuela por casi 60 países, se presente, lo que ha creado preocupaciones en Estados Unidos de que sea arrestado. Washington ha insistido en que no tolerará ningún daño a Guaidó.

Maduro ha fustigado la decisión del gobierno de Trump de ofrecer 15 millones de dólares por su arresto, diciendo que “es obra de un cowboy racista” que busca dar a Estados Unidos control de las vastas reservas petroleras de Venezuela.

La administración Trump ha insistido desde hace tiempo en que considera todas sus opciones para sacar a Maduro del poder, incluyendo militares. Aun así, no hubo ni hay indicios de que se esté planeando una invasión.

En lugar de ello, el envío de navíos se corresponde con un persistente llamado del Comando Sur de las fuerzas armadas estadounidenses de recursos adicionales para combatir el tráfico de drogas y otras amenazas de seguridad en el hemisferio.

En enero, otro navío de la armada, el USS Detroit, realizó una operación de libertad de navegación frente a las costas de Venezuela, en una muestra de presión contra Maduro.

 

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta