CIUDAD DE MÉXICO.

Se trata, de acuerdo con académicos de la UNAM de la primera epidemia de información en tiempo real, que modifica la conducta de quienes la contraen.

Advirtieron que esta situación también deteriora la salud, porque se viraliza el miedo.

Raúl Trejo Delarbre, del Instituto de Investigaciones Sociales (IIS), destacó que los engaños y noticias falsas siempre prosperan en circunstancias de temor, porque las crisis arrojan lo mejor y lo peor de la sociedad.

“Aunque no es claro qué tan vulnerables somos, ni sabemos el alcance que tendrá el virus, lo cierto es que la epidemia de información afecta más a los que menos tienen”, dijo

Al respecto, Verónica Montes de Oca, también del IIS, planteó que la pobreza y desigualdad son elementos centrales para hacernos más vulnerables ante la desinformación,

En tanto, José Antonio Maya González, de la Facultad de Filosofía y Letras, expuso que el miedo puede crear muros mentales y clausurar a los otros en, por ejemplo, su derecho a caminar libremente.

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta