Cibercriminales aprovechan el mayor tráfico en la web, derivado de la contingencia mundial por coronavirus, para atacar los sistemas financieros, en dos sentidos: uno, penetran los sistemas sanitarios que combaten el covid-19, y dos, atacan a ciudadanos para incrementar el desasosiego, señala Miguel Rego, especialista en ciberseguridad y director del Instituto de Ciberseguridad, en España.

Rego considera que “en la carrera digital parece que van ganando los malos”, y explica que la pandemia está dejando lecciones muy importantes: “La lección es que hay que estar preparados, entrenados y listos para administrar correctamente tanto la crisis sanitaria como los ciberataques”.

La pandemia demuestra nuestra dependencia de lo digital y de las nuevas tecnologías, afirma. Con 838 decesos en 24 horas, en España se aprecia cómo las tecnologías son una herramienta esencial para mantener algunos temas empresariales, y el uso de herramientas vinculadas al ocio en esta situación de confinamiento.

El uso de plataformas de televisión de paga, juegos en línea y el whatsapp han incrementado un 300 por ciento su uso. “Por eso los especialistas en ciberseguridad debemos tener los medios para proteger a millones de usuarios ante cualquier ataque. Los criminales siempre están al acecho de las vulnerabilidades tecnológicas”, dice.

El especialista en ciberseguridad ofrecerá el próximo verano en México el curso-taller “Seguridad corporativa para la alta dirección empresarial”, organizado por la Udlap Graduate Jenkins School.

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta