La industria restaurantera de Oaxaca se desploma por culpa del COVID-19; no hay ventas por la emergencia.

Los hombres y mujeres de empresa aglutinados en el Colectivo Gastronómico de Oaxaca señalan en un comunicado que en una semana  promedian una caída del 80 por ciento en sus ventas, lo que ha significado el cierre parcial o total de los negocios, afectando a las micro, pequeñas y medianas empresas, que en Oaxaca representan el 97 por ciento del total en el sector.

En una carta dirigida a las autoridades de los tres órdenes de gobierno,  suscrita por dueños de un centenar de negocios prestigiados, demandan la aplicación de medidas eficaces que les ayude a evitar una catástrofe económica provocada por la contingencia del COVID-19.

Señalan que buscarán la forma de ofrecer ingresos dignos y suficientes en el corto, mediano y largo plazo, cumpliendo con sus obligaciones fiscales, adeudos y compromisos en la medida de lo posible y dinamizando nuevamente la economía para la prosperidad nacional, cuando las circunstancias lo permitan.

Aseguraron que requieren del respaldo de las grandes empresas, de la sociedad civil y de los tres órdenes de gobierno para poder cumplir estos objetivos.

Pidieron atención urgente pues en la entidad suman unos 32 mil 722 establecimientos, con una fuerza laboral de 165 mil trabajadores que significa el único ingreso familiar seguro.

 

Compartir

Dejar respuesta