Tras el retiro del plantón del Comité de los Derechos del Pueblo (Codep), el Zócalo luce con una concentración menor de personas, pues la mayoría de la población evita llegar a este lugar por la contingencia para evitar contagios del COVID-19.

En la zona sólo puede observarse el campamento de los triquis que se mantienen en el corredor del Palacio de Gobierno, en donde también mantienen instalados puestos de artesanías.

Además, los integrantes de Sol Rojo y de la Unión de Artesanos y Comerciantes Oaxaqueños en Lucha (UACOL) mantienen puestos con diversos productos, pese al llamado de las autoridades para que la ciudadanía permanezca en sus hogares.

En los alrededores, algunas personas se detienen a descansar momentáneamente, mientras que el resto, muy pocos, realizan sus actividades cotidianas.

Compartir

Dejar respuesta