Luis Niño de Rivera, presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM), indicó que el pago de intereses de los créditos que sean diferidos por cualquiera de los bancos que han ofrecido esta alternativa a sus clientes, como medida de apoyo ante la crisis económica provocada por la contingencia del Covid-19, se mantendrán igual a lo ya establecido cuando se celebró el contrato.

«Va a seguir el mismo contrato de crédito, pero se va a pagar con una fecha posterior, sí va a seguir igual que como está ahora…El capital y los intereses de esos cuatro meses se van a pasar a plazos posteriores», explicó el líder de los banqueros en entrevista radiofónica con Azucena Uresti para Grupo Fórmula.

Niño de Rivera agregó que, de ser necesario, el pago de podría ser agregado en fechas posteriores al último pago del crédito, ya que en este momento, el congelamiento del pago les otorgará liquidez a las personas, pero principalmente a los negocios.

«La enorme ventaja es que en este momento, ese dinero que iban a destinar a pagar el crédito lo van a meter a su negocio , van a poder comprar inventarios, poder pagar nómina, pagar a sus proveedores para que el negocio siga funcionando, es una enorme oportunidad de cambiarle el sentido de liquidez que tiene el negocio», señaló.

Bancos como Scotiabank, HSBC, Santander y BBVA México han anunciado una serie de medidas de apoyo a sus clientes entre las que destacó el diferir de dos hasta cuatro meses el pago de los créditos que algunos clientes estén imposibilitados de realizar.

Los servicios financieros que forman parte de esta medida son las: Tarjetas de crédito, préstamos personales, créditos automotrices , hipotecarios y préstamos a empresas.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta