El Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) diferirá pagos de créditos y otorgará un seguro ante la pérdida de empleo como parte de un paquete de medidas para beneficiar a los derechohabientes y patrones que resulten afectados por la contingencia del coronavirus Covid-19.

Para ello, el organismo dispondrá de recursos por un total de 19 mil 326 millones de pesos que serán aplicados en el primer semestre del año, indicó Carlos Martínez Velázquez, director del Infonavit.

A partir del 15 de abril, el instituto aplicará tres medidas para el apoyo a los trabajadores. La primera consta de un Fondo Universal de Pérdida de Empleo y la tolerancia al pago de cuotas para proteger por tres meses a personas que se queden sin trabajo.

En el primer caso se protegerá el pago del crédito durante dicho periodo a través de un fondo de reservas y el Fondo de Protección de Pagos del instituto, mientras que en el segundo se ofrece la posibilidad de diferir los pagos de capital e intereses.

“Esta medida está en línea con la anunciada por los bancos que anunciaron que van a diferir pagos sin cargo de interés y el congelamiento de las cuotas”, indicó Martínez Velázquez.

Además, el Infonavit protegerá a aquellos trabajadores que no se queden sin empleo pero cuyas empresas se vayan a paro técnico durante la contingencia con el pago de aportaciones y facilidades para mantenerse al corriente en sus cuotas.

En este caso, el instituto anunció apoyos a las empresas que notifiquen un paro técnico de labores, el cual consta de un beneficio de 25 por ciento sobre el pago de las cuotas de sus trabajadores.

El director del Infonavit indicó que el monto asignado a estas medidas pueden aplicarse de manera general al universo de derechohabientes, pero que el esquema funcionará a través de solicitudes que ingresen a partir del 15 de abril.

Asimismo, indicó que las medidas estarán vigentes hasta junio pero tendrán la opción de renovarse por seis meses más dependiendo de cómo evolucione la contingencia.

Esta nota originalmente se publicó en El Sol de México

Compartir

Dejar respuesta