Desesperados, un grupo de personas que animan las ferias de los barrios con sus juegos mecánicos y que son nombrados como los “ferieros”, salieron este jueves a la calle para demandar apoyos del gobierno pues al suspenderse los eventos en la vía pública por el coronavirus temen “perecer de hambre”.

Bajo la sombra de los frondosos laureles del Jardín Morelos, mujeres y hombres con sus niños iniciaron su protesta.

Mientras el sol cae a plomo, los manifestantes portan carteles en donde expresan: “Señor gobernador Murat, apoye a los ferieros”.

Manuel, que vende algodones de azúcar en las ferias, dijo que se encuentran desesperados por la situación que se vive actualmente por el coronavirus, “pues nosotros vamos de feria en feria y ahora las suspendieron para evitar el contagio, ¿qué haremos?”, señaló.

Con un  rostro en donde se refleja la angustia y en el cual el sudor corre a chorros, Manuel asienta: “No se puede trabajar como para pedir un empleo temporal, por lo tanto, ojalá el gobernador nos apoye con recursos a fondo perdido para que podamos salir de esta crisis; en verdad, estamos muy desesperados, angustiados, además de asustados”, expresó.

Compartir

Dejar respuesta