En los últimos tres meses, la aprobación hacia la presidencia de Andrés Manuel López Obrador pasó de 57% a 47%, mientras que el porcentaje de quienes desaprueban su mandato fue en aumento.

Así lo indican los resultados de la más reciente encuesta de Grupo de Economistas y Asociados (GEA) e Investigaciones Sociales Aplicadas (ISA), que fueron dados a conocer este miércoles mientras el país encara una contingencia sanitaria por el brote del coronavirus COVID-19.

La conclusión de este análisis fue que «la aprobación perdió firmeza: el porcentaje de ciudadanos que respaldan incondicionalmente al presidente se ha reducido a la mitad».

En diciembre de 2019, el 57% de los ciudadanos respaldaba la gestión de López Obrador, quien había llegado a la presidencia en 2018 con niveles de aprobación y popularidad de hasta 80% o más, según las encuestas publicadas en ese momento.

Hoy, ese porcentaje es de 47%. Mientras tanto, la desaprobación presidencial aumentó considerablemente, al pasar de 38% en diciembre de 2019 a 46% en marzo de este año.

Respecto de la situación general del país, solo 34% de los encuestados dijo «sentir esperanza» de que habrá un cambio (en diciembre de 2019 era 41%).

En este mismo sentido, el sentimiento de «enojo» creció en el último trimestre, al pasar de 17% a 26%, mientras que el de «preocupación» disminuyó de 24% en diciembre a 22% en marzo.

Asimismo, la percepción de que el rumbo del país «no es el correcto» es mayor (48%) a la de quienes opinan lo contrario (37%). En materia económica, la percepción empeoró desde el año pasado: en septiembre, 14% consideró que es mala, y para diciembre el porcentaje ya era 26%.

Sobre si la situación económica del país va a mejorar dentro de un año, el 25% considera que sí, el 23% cree que será peor y el 52% dice que estará igual.

Con relación a la percepción de inseguridad en el país, el 39% señala que aumentó en los últimos seis meses y el 52% dice que sigue igual. Sin embargo, un amplio porcentaje (68%) manifiesta que la violencia contra las mujeres es un problema grave.

En lo referente a la contingencia que vive México por el brote del nuevo coronavirus COVID-19, el 54% de la población considera que que la información proporcionada por las autoridades es insuficiente, frente al 32% que dice que es suficiente.

Con todo este contexto, y de cara al proceso electoral de 2021, la ventaja que tenía Morena sobre el resto de los partidos políticos ha disminuido notablemente, pues la imagen del partido se ha deteriorado en el último trimestre.

Hasta diciembre de 2019, el 30% de los ciudadanos se identificaba con el partido gobernante; hoy es solo el 26%.

Esta nota originalmente se publicó en Expansión

Compartir

Dejar respuesta