En medio del desolador panorama que enfrenta Italia, Francesca Cortellaro, médico de Milán, apoyó a una anciana enferma por Covid-19 y en fase terminal a comunicarse de forma remota con su nieta, hecho que impulsó a que políticos de la nación crearán “el derecho de decir adiós”, una campaña con el fin de que muchos más pacientes en fase terminal puedan despedirse de sus seres queridos.

En una entrevista, rescatada por BBC News, la doctora Cortellaro, del hospital San Carlo Borromeo en Milán, reveló algo de la pesadilla que viven los enfermos.

“¿Sabes qué es lo más dramático? Ver a los pacientes morir solos, escucharlos mientras te ruegan que les digas adiós a sus hijos y nietos”, declaró al periódico italiano Il Giornale.

La doctora contó que una anciana le pidió despedirse de su nieta. Entonces, Cortellaro sacó su teléfono y la llamó por video.

El relato motivó a un grupo de militantes del partido demócrata de la zona 6 de Milán a liderar una iniciativa para que aquellos ancianos que se encuentran aisladas tengan al menos la posibilidad de despedirse de sus seres queridos.

De esa manera, compraron una veintena de tabletas que luego repartieron en el Hospital San Carlo y que permiten hacer videollamadas. A la iniciativa se le denominó “el derecho a decir adiós”.

Uno de los líderes del proyecto es el concejal del partido demócrata Lorenzo Musotto. A través de Facebook, el político indicó que el objetivo es permitir que “los enfermos puedan saludar a sus seres queridos por última vez”.

“La idea de no poder decir adiós me duele más que la muerte misma y hay otras residencias donde ya no existe la posibilidad de decir adiós”, dijo.

En un mensaje al país el primer ministro italiano, Giuseppe Conti, anunció la suspensión de toda actividad de producción que no sea “estrictamente necesaria”.

En total, más de 900 millones de personas en cerca de 35 países están afectadas por las restricciones de movimiento. De ellas, unos 600 millones en 22 países tienen orden de confinamiento obligatorio, como en Francia, España o Italia, donde se imponen multas a los que desobedecen.

El Covid-19 ha dado un vuelco completo a la vida del planeta, que ya se ha cobrado cerca de 13 mil vidas y 307 mil infectados.

Alemania anunció que prepara un plan de rescate económico por 822 mil millones de euros, el mayor en ese país desde la posguerra.

A la par, la Administración de Alimentos y Medicamentos de EU ha aprobado el primer examen de diagnóstico rápido para el coronavirus, con un tiempo de detección de unos 45 minutos, dijo el desarrollador de la prueba, la compañía de diagnósticos moleculares Cepheid.

 

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta