La amenaza de los delitos cibernéticos crece a diario y se ha vuelto un delito sin fronteras, de acuerdo con el reporte de la empresa dedicada a los datos de riesgoLexisNexis, a diciembre de 2019 los ataques a teléfonos móviles superaron los hechos a computadoras.

De acuerdo con el reporte Delitos Cibernéticos adquirido de LexisNexis de junio a diciembre de 2019, los ataques a teléfonos móviles crecieron 56 por ciento, lo que lo posicionó en el primer lugar mientras que los realizados a computadoras cayeron 23 por ciento.

Además al mes se registraron 91 mil millones de intentos de registro de aplicaciones móviles se originan a partir de un ataque global de bots, lo que influye mucho en la tasa de ataque móvil, lo que genera un riesgo por exposición al fraude entre organizaciones durante un período de un mes de 40 de millones de dólares.

De acuerdo con el reporte, de cada 19 billones de transacciones, el 67 por ciento se realizan ya a través de dispositivos móviles, de las cuales, el 72 por ciento se liquidan a través de una aplicación móvil y sólo 28 por ciento por medio delbuscador.

En este sentido, de cada 401 millones de ciberataques, 264 millones son registrados en celulares o dispositivos móviles, mientras que 137 millones son a través de computadoras, lo que le representó un decremento en el último año.

Por el contrario, las tendencias de ataque son registradas en mayor medida a través de buscadores móviles, que representan 4.2 por ciento de los ataques, indicó LexisNexis en su informe.

De acuerdo con la empresa, todas las redes de fraude identificadas en el período registrado involucraron organizaciones de más de una región y más de una industria. “Esto confirma la naturaleza global de este delito en las redes e ilustra cómo los ciberdelincuentes lavan el producto de sus crímenes en toda la economía digital para obtener el máximo beneficio financiero”.

Mientras que los ataques globales de Bot conectados apuntan a la creación de nuevas cuentas, de acuerdo con la red Digital Identity Network registró un fuerte crecimiento en los ataques de bots de Canadá, Alemania, Francia, India y Brasil, mismos que se dirigieron al mismo grupo de organizaciones, que se dedicaban principalmente a servicios financieros y medios de comunicación.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta