Apple acordó pagar hasta 500 millones de dólares para cerrar un litigio que lo acusó de permitir que los iPhones más antiguos operaran más lentos a fin de incentivar las compras de sus modelos nuevos o reemplazar las baterías.

El acuerdo preliminar para resolver una demanda colectiva fue revelado el viernes por la noche y necesita la aprobación del juez distrital del caso, Edward Davila, del tribunal de San José, en California.

El compromiso indica que Apple Inc deberá pagar 25 dólares por iPhone, una cifra que podría ajustarse al alza o a la baja dependiendo de cuántos teléfonos son elegibles a ser considerados en el proceso, con un total mínimo de 310 millones dedólares.

Apple negó cualquier mala práctica y se movió para cerrar el caso a nivel nacional para evitar los problemas y costos de un litigio, de acuerdo a documentos judiciales.

La compañía con sede en Cupertino, California, no respondió a los llamados el lunes en busca de comentarios.

El acuerdo involucra a los usuarios estadunidenses el iPhone 6, 6 Plus, 6s, 6s Plus, 7, 7Plus o SE que funcionaban bajo el programa iOS 10.2.1 u otro sistema operativo. También cubre usuarios estadounidenses del iPhone 7 y 7 Plus funcionando con iOS 11.2 o más tarde antes de 21 de diciembre del 2017.

Los usuarios denunciaron que sus teléfonos perdían agilidad después de haberles instalado programas de Apple para actualizarlos. Afirmaron que estos softwaresles hacían pensar que sus iPhones estaban al final de sus ciclos de vida útil y que debían reemplazados o que debían comprar baterías nuevas.

Apple atribuyó estos problemas mayormente a cambios de temperatura, alto uso u otros temas, y dijo que sus ingenieros trabajaron rápidamente y con éxito para abordar las dificultades.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta