La bancada del PAN en el Senado presentó una iniciativa para revivir los puentes largos en el calendario oficial en los meses de mayo, junio, septiembre y octubre, a fin de propiciar la convivencia familiar, la salud laboral y el impulso del turismo nacional.

Las senadoras Josefina Vázquez Mota y Mayuli Latifa Martínez destacaron que el propósito principal de ésta propuesta es que contribuya al sano esparcimiento en familia.

Señalaron que serán las autoridades competentes las que procurarán este esparcimiento, haciendo coincidir los días de suspensión de clases escolares y los días de descanso obligatorios de los trabajadores, tomando en consideración el calendario escolar y lo previsto en las leyes en la materia.

Al respecto, la legisladora Mayuli Latifa Martínez explicó que la iniciativa propone la creación de 4 fines de semana largos.

“Lo que se propone es establecer como día de descanso obligatorio laboral los últimos viernes de mayo, junio, septiembre y octubre de cada año, que coincidirán con los viernes de Consejo Técnico Escolar donde ya está estipulada, precisamente, la suspensión de clases”, destacó.

Mencionó que esta iniciativa también busca blindar a la industria turística, ante la eventual desaparición de los “puentes largos” que hoy existen en el calendario oficial.

Recordó que el turismo representa la generación de más de 10 millones de empleos directos e indirectos y el 8.8 por ciento del Producto Interno Bruto y agregó que la derrama económica por tres fines de semana largos contemplados para 2020, está estimada en 14 mil 270 millones de pesos.

La iniciativa busca reformar la Ley General de Educación, a la Ley Federal del Trabajo y a la Ley Federal de los Trabajadores al Servicio del Estado.

Por su parte, la senadora Josefina Vázquez Mota, presidenta de la Comisión de los Derechos de la Niñez y de la Adolescencia, señaló que eliminar los fines de semana largos, denominados “puentes”, es poner en riesgo los espacios que tienen las familias mexicanas para la convivencia entre sus miembros, pues las fechas de descanso de los papás dejarían de coincidir con los días de asueto que tienen sus hijos.

Además, dijo que desaparecer los “puentes”, no contribuye a detener la descomposición social que hay en el país, y para erradicarla, es indispensable cuidar la convivencia familiar; ya que de acuerdo con la Encuesta Intercensal 2015, 22 millones de niños se encuentran en edad escolar (5 a 14 años); y 6 millones son adolescentes de 15 a 17 años.

“Si estos pocos espacios de convivencia, de comunicación, de recreación conjunta se quitan de tajo sin una alternativa, estamos quitando derechos ganados de niñas, niños y adolescentes, así como a los padres de familia, por lo que se debe pensar en fortalecer estos espacios y no en desaparecerlos”, asentó.

Vázquez Mota sostuvo que de eliminarse los “puentes”, se tendría que modificar la Ley del Trabajo y aspectos educativos, a fin de garantizar la convivencia familiar, sobre todo cuando los horarios de trabajo en México son de más de ocho horas y no permiten que los padres tengan breves momentos familiares.

“El propósito de esta iniciativa es darle una alternativa al Ejecutivo, para que no se pierdan los espacios de convivencia familiar, si se sigue destruyendo el tejido social que empieza con la familia, pues entonces seguiremos destruyendo los pocos espacios de paz que tenemos todavía en México”, añadió.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta