Durante 2019, los mexicanos con activos financieros fuera del país duplicaron sus depósitos en instituciones extranjeras, al pasar de 8 mil 132 millones de dólares registrados en 2018 a 16 mil 10 millones.

De acuerdo con datos del Banco de México (Banxico), dichos activos son los más altos desde 2016 cuando se contabilizaron casi 25 mil millones de dólares.

En el reporte de la balanza de pagos de 2019 se señala que tan sólo en el cuarto trimestre de ese año salieron del país 2 mil 514 millones de dólares frente a los 733 millones de igual periodo de 2018.

La información del banco central muestra que en todo el año pasado no se observó ningún retorno de capitales, como sucedió entre julio y septiembre de 2018, con 2 mil 378 millones de dólares, es decir, tras el resultado de las elecciones presidenciales, en las que resultó triunfador el actual gobierno de la Cuarta Transformación.

Los activos registrados pueden ser depósitos en instituciones, monedas o créditos a proveedores.

La incertidumbre

“Es por la incertidumbre que están creciendo los activos de mexicanos en el exterior”, afirmó la directora General de la organización México ¿Cómo Vamos?, Valeria Moy.

Lo que lleva a alguien a tener depósitos en el exterior es porque se sienten más seguros fuera, dijo.

“Hay cuestiones que para cada familia, persona o empresa hablan de la confianza en el desempeño de los años siguientes que están llevando a muchos a hacer depósitos en el exterior”, matizó.

Como no tienen la certeza de lo que sucederá aquí, se cubren y llevan su dinero a un lugar más seguro o de menor riesgo como Estados Unidos o Europa, explicó.

Ello pese a que en México el premio a inversionistas es alto comparado con otros mercados, apuntó.

“Es porque no hay certidumbre sobre la situación económica del país o a que se teme una depreciación del tipo de cambio”.

Esta nota fue publicada originalmente en El Universal

Compartir

Dejar respuesta