La defensa de Genaro García Luna, ex secretario de Seguridad Pública, pidió al juez Brian Cogan que su cliente, acusado de presuntamente recibir sobornos del cártel de Sinaloa, pague una fianza de un millón de dólares para llevar su proceso en libertad antes de que inicie un posible juicio en su contra.

La petición de una fianza sería “garantizada por la firma de tres personas financieramente responsables, un cofirmante de persuasión moral” además de garantizar el pago con bienes inmuebles de su propiedad con un valor aproximado de un millón 200 mil dólares.

En la primera audiencia de García Luna, celebrada en Nueva York el 3 de enero, su abogado César De Castro adelantó la posibilidad de que se le permitiera el pago de una fianza, petición que enseguida atajaron los fiscales argumentando que el ex funcionario constituía una grave peligro de fuga.

En la carta enviada hoy, el abogado  cuestiona esa decisión y ofrece las razones por las cuales le debe ser aceptada su solicitud. Primero dice que el acusado tiene demasiadas ligas con este país “del cual es residente desde el 2012”, que aquí donde viven su esposa e hijos y en el que “él mismo tiene propiedades”.

El litigante señala que su cliente no tiene posibilidades de huir ya que el mismo gobierno de los Estados Unidos tiene su pasaporte, y green card y la idea de que pueda volar a México donde no tiene posibilidades de acceder a sus registros financieros y en donde además enfrentaría un arresto y probable enjuiciamiento “es absurda”, recalcó De Castro.

En la propuesta de la defensa también se plantea que la ubicación de García Luna sea monitoreada por las autoridades mientras enfrenta su proceso en libertad.

La defensa asegura que las acusaciones en contra de García Luna sobre supuestos sobornos de parte del Cártel de Sinaloa por más de 3 millones de dólares son absurdas por la cantidad de billetes que eso representa y el peso que hubiera tenido la supuesta maleta donde se le entregó.

“Las acusaciones de que (…) hace más de una década se reunió en un restaurante público con un líder del Cartel de Sinaloa y recibió de 3 a 5 millones de dólares en una bolsa (que, por supuesto, dado el valor y que no se pueden obtener fácilmente billetes de 100 dólares en México, habría sido una bolsa increíblemente grande que pesaba más de 60 a 100 libras (27.2 a 45.3 kilogramos), son absurdas”.

A los pocos minutos de haber recibido la petición, Cogan giró instrucciones a ambas partes para que fijen una fecha de audiencia ante un juez de primera instancia para que ahí se discuta el asunto de la libertad bajo fianza.

La fecha de esta nueva audiencia la tendrán que dar a conocer en las siguientes horas y de celebrarse esta nueva reunión es muy probable que la fiscalía de a conocer algunas de las pruebas con las que cuenta en contra de García Luna para convencer al juez de que es mejor mantenerlo preso.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta