Cuando uno tiene un ídolo poder conocerlo es una de las grandes experiencias que quedarán por siempre en la memoria de cualquier persona, pero en el caso de Yoane Pereiro, recogepelotas en el Abierto Mexicano de Tenis 2020, vivió uno de los mejores momentos de su vida con Stan Wawrinka.

Aunque, ella como atajadora debe mantener la concentración dentro de las pistas, sabe que eso no importa y quedará en segundo plano, luego de la amabilidad que el suizo le mostró durante su debut en el AMT 2020, pues Stan, lejos de mostrar una actitud negativa, fue todo lo contrario, ya que durante su partidazo ante el estadunidense Frances Tiafoe, siempre fue atento y al agradecer sus atenciones lo hacía en español.

«Wawrinka es un jugador que siempre es amable, siempre te pide las pelotas y la toalla de una manera muy amable, es muy atento y siempre intenta facilitarte el trabajo pasándote las bolas antes o si ve que estás muy ocupado las lanza hacia otro lado, es muy educado», declaró Yoane Pereiro de 18 años.

«Te pedía la toalla en inglés, te decía ‘towel, plis’ (toalla, por favor), pero cuando se la das y te la regresaba o le pasabas algunas pelotas cuando ya estaba descansando o algo, te decía gracias en español», agregó.

Yoane estudia actualmente la preparatoria en línea, pero más allá de eso, es una amante del deporte, pero sobre todo del tenis y de Wawrinka, personaje con el que creció viendo, por ello, es que su amabilidad hizo que lo admirara más.

«Es muy emocionante porque ves a tus ídolos, por ejemplo, que yo los veía desde muy pequeña en la tele, que los admiras, que quieres llegar a jugar como ellos o que en tus prácticas, en mi caso, en el día a día que te pongan un video de Wawrinka y que te digan que imites su saque o su revés, entonces el tú tener la oportunidad de tenerlo frente a ti es súper emocionante y cuando tienes gestos amables contigo como que te llega a ilusionar bastante», declaró.

Pese a que ella sabe que dentro de las canchas ella no debe mostrar ninguna señal de empatía, es hasta que termina el partido o que sale de la pista, cuando Yoane puede hablar de lo vivido.

«Y si va ganando y la emoción del partido va subiendo, también como atajador, en mi caso que me encanta el tenis, me emociona bastante, va subiendo junto con el público, tú no lo puedes explicar pero sí lo sientes y cuando sales sientes una descarga de emociones, eso fue lo que me sucedió ayer», finalizó.

 

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta