La Cámara de Diputados realizó la declaratoria de aprobación de la reforma al 28 constitucional que prohíbe la condonación de impuestos, con el aval de 21 legislaturas locales, con ello se dejarán de perdonar al menos 500 mil millones de pesos.

La minuta se envió al Ejecutivo para su publicación en el Diario Oficial de la Federación.

Al posicionar a nombre de la bancada del PRD, la legisladora Mónica Almeida recordó que la condonación de impuestos es el perdón de una deuda fiscal para no pagar impuestos, práctica que transgredía la Constitución que obliga como ciudadanos a contribuir con las finanzas del Estado para financiar los servicios de educación, salubridad, pensiones para adultos mayores, becas para estudiantes y personas con discapacidad y todos los servicios proporcionados por el Estado.

Recordó que algunos ex presidentes instruían al Servicio de Administración Tributaria (SAT) para perdonar esta obligación a grandes compañías, favoreciendo intereses políticos, clientelares o de amiguismo, que en una práctica de corrupción lesionaba el interés de los mexicanos.

«Esto no se debe a los más de 400 mil millones de pesos que fueron condonados en los últimos dos sexenios o a los más de 260 mil millones de pesos, únicamente en el sexenio de Enrique Peña Nieto, según el SAT, sino que a estos miles de millones de pesos que no tenían un fundamento objetivo para ser condonados. Es decir, estas condonaciones eran absolutamente arbitrarias y discrecionales», dijo.

El diputado del PRI, Pedro Pablo Treviño, subrayó que es necesario garantizar condiciones equitativas de pago de impuestos, pues de no ser así se generan afectaciones al patrimonio nacional, arcas públicas, crecimiento económico y desarrollo nacional.

Se pronunció porque también se tome en cuenta y se legisle en los casos de excepción de dicha ley.

La integrante del PAN y presidenta de la Comisión de Hacienda, Patricia Terrazas, recordó que con esta reforma se establece la prohibición de condonaciones fiscales para que sólo tengan carácter excepcional, por ser prácticas que erosionan ingresos fiscales y provocan probables actos de corrupción.

«Estamos a favor de perfeccionar nuestro marco jurídico en todo aquello que contribuya al desarrollo de nuestro país. Los legisladores de Acción Nacional somos una oposición responsable, cuyo objetivo primordial es que se generen las condiciones adecuadas para el desarrollo social y económico de toda la población, y con esto se refleje un verdadero bienestar para las y los mexicanos», comentó.

El coordinador de la mayoría parlamentaria de Morena, Mario Delgado, afirmó que esta reforma constitucional es parte del cambio de régimen político y de modelo económico que se vive en México, pues dijo que la eliminación de la condonación de impuestos fija las nuevas reglas en la relación entre el gobierno y los empresarios.

«La perversa simbiosis del poder económico con el poder público que se fraguó en las últimas décadas a través de privatizaciones, de bienes, empresas y sectores completos, tenía un componente adicional: el favor presidencial para evadir el pago de las obligaciones fiscales de unos cuantos cómplices del poder. Aunque esta condonación tenía un sustento constitucional, no cabe duda que era un acto de corrupción presidencial», sostuvo el líder parlamentario.

Con información de Fernando Damián.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta