Tres hermanas originarias de la comunidad de El Jicaral, en Coicoyan de las Flores, Oaxaca, que murieron el pasado 10 de febrero por hipotermia en el condado de Laguna, en San Diego, llegarán a México vía paquetería en un vuelo comercial dentro de un lapso de ocho a 10 días.

Regresan para ser veladas en su comunidad, de donde salieron en busca de trabajo para mejorar su vida.

Con estas muertes, en lo que va del año han sido repatriadas 37 migrantes de ese estado por paquetería; un año antes, fueron 184 los traslados. Una gran parte de ellas han sido muertes por hipotermia.

En entrevista vía telefónica la directora general del Instituto Oaxaqueño de Atención al Migrante (IOAM) del gobierno de Oaxaca, Aída Ruiz García, informó que el 100 por ciento del costo del traslado de Estados Unidos a la Ciudad de México, que será de 6 mil 600 dólares, será pagado por la Secretaria de Relaciones Exteriores

El vuelo del que aún se desconoce día de salida de EU, llegará a la ciudad de México y de ahí se irá por carretera, rumbo a El Jicaral, entrando por Puebla, rumbo a la Mixteca oaxaqueña.

El Jicaral, de casi mil 200 habitantes, se levanta en una tierra árida que no es apta para el cultivo y donde no hay otras fuentes de empleo.

Las fallecidas son Juana, Margarita y Paula Santos Arce, de 33, 32 y 29 años respectivamente; su sobrino, Marino Sánchez Santos se salvó de morir pues había optado por el regreso.

La funcionaria informó que el pago del traslado de la Ciudad de México a su comunidad de origen correrá a cuenta del gobierno de Oaxaca.

Las tres mujeres decidieron irse a trabajar a EU pues un amigo les dijo que allá podrían encontrar trabajo; el esposo de Juana vive en Estados Unidos.

Así, las mujeres se dirigieron a Tijuana, donde contactaron con el pollero que las llevaría; sin embargo, nada se sabe de éste.

El consulado mexicano en San Diego está a la espera de que sean liberados los cuerpos y terminen los trámites de las actas de defunción para su traslado.

«Es el protocolo a seguir y son los tiempos», dijo la funcionaria.

Los cuerpos viajarán solos, ya que no es necesario que sean acompañados por funcionarios o familiares.

La funcionaria recordó que de las ocho regiones de Oaxaca, la zona de la Mixteca es la de mayor pobreza.

«Allá existe más expulsión de mano de obra a Estados Unidos o al interior del país. En la Mixteca, todos migran».

Son tantos los migrantes que año con año salen del estado de Oaxaca que el IOAM impulsa el Taller Riesgos de la Migración, donde se les explican los riesgos a los que habrán de enfrentarse en el camino «y que por cada kilómetro que caminen, sudan dos litros de agua: nadie puede soportar el clima» en suelo desértico.

Sin embargo se prefiere la migración «porque algunos no tienen trabajo o quieren mejorar y otros por la violencia que se vive al interior de las comunidades».

A pesar de las últimas tres muertes, la funcionaria refiere que los decesos de migrantes oaxaqueños en el país vecino van a la baja de 2017 cuando ocurrieron, 248; en 2018, 217; en 2019, 184 y en lo que va del año, 37.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta