El ministerio de Salud de Brasil informó este lunes de la detección lo que sería el primer caso de coronavirus en el país y en América Latina, aunque aclararon que aún debe ser realizado un nuevo análisis para la confirmación definitiva.

El paciente, según fuentes oficiales, es un brasileño de 61 años que estuvo entre los pasados 9 y 21 de febrero en el norte de Italia, país en el que hasta hoy se han registrado once muertes y cerca de 320 infectados por el virus. El paciente tiene signos leves de la enfermedad, como tos, dolores en la garganta y picazón en la piel, y está aislado en casa.

«El paciente está en buenas condiciones clínicas y (por el momento) sin necesidad de hospitalización, está permaneciendo en aislamiento respiratorio que se mantendrá durante los próximos 14 días. El equipo médico continúa monitoreando activamente, así como a las personas que tuvieron contacto cercano con él», dice en el comunicado del Hospital Albert Einstein.

Los primeros análisis a esa persona, de acuerdo a los cuales habría contraído el coronavirus, fueron realizados en el hospital Albert Einstein, situado en la zona sur de la ciudad de São Paulo, donde se encuentra ingresado.

Esos resultados, considerados aún como «preliminares», han sido enviados al Instituto Adolfo Lutz, un instituto de referencia médica a nivel nacional, a fin de que se realice un nuevo análisis, previo a que realmente el caso se confirme oficialmente como el primero del coronavirus Covid-19 en la región.

Las autoridades del Ministerio de Salud han dicho confiar en que el resultado de ese nuevo examen pueda ser conocido este miércoles, cuando en función de la conclusión de los médicos serían adoptadas una serie de medidas adicionales de prevención. El gobierno dice que hará un mapa de quién ha tenido contacto con el paciente.»Por supuesto que le preocupa, São Paulo es la ciudad más grande del país. Es una confirmación hecha por un hospital privado, ahora la prueba contraria será hecha por el Instituto Adolfo Lutz. El resultado saldrá este miércoles por la mañana. El paciente está clínicamente bien. La recomendación es aislamiento en casa. Ahora haremos el mapeo con quien tuvo contacto «, dijo el ministro de Salud, Luiz Henrique Mandetta.

Hasta hoy, las autoridades sanitarias brasileñas han investigado 154 casos sospechosos, pero 51 fueron descartados y otros 102 fueron clasificados como «excluidos» por no encajar en la definición de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para el coronavirus.

El caso bajo investigación es de una brasileña de 21 años, que reside en China y se encuentra actualmente en Río de Janeiro. La OMS advirtió este lunes el riesgo de «pandemia» por la expansión de virus.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta