Será hasta el próximo viernes 28 de febrero cuando la jueza Luz Elena Gómez Padilla decida si vincula a proceso a Miguel Ángel “N” por los delitos de secuestro exprés, violación agravada y robo agravado. Sería la segunda carpeta de investigación por la que este sujeto es procesado quien es señalado de ser un violador serial que operaba en los alrededores del metro Constitución en la alcaldía Iztapalapa.

“Hay 35 elementos probatorios, esta investigación en particular se inició en la fiscalía antisecuestro que actuó con la debida diligencia, la debida oportunidad, reforzando la investigación, en esa fiscalía antisecuestro se hace una investigación tanto, como de las sábanas de llamadas, se mandan a hacer algunos estudios de genética y eso es lo que venimos a presentar hoy”, señaló Sayuri herrera abogada de una de las víctimas del imputado.

Hasta cinco carpetas las se relacionan con el modus operandi de este sujeto; sin embargo, hasta ahora, solo se han conseguido judicializar dos de ellas. Entre las 35 pruebas presentadas en la sala del reclusorio oriente están una coincidencia genética y un dictamen de psicología que dictamina que las afectaciones presentadas por la víctima son consistentes con aquellas que presentan las víctimas de violencia sexual.

De continuar el proceso, los delitos que se le imputan podrían derivar en una condena de hasta 70 años de prisión. “Por el secuestro exprés son de 20 a 40 años de prisión, pero además como se realiza con el apoyo de un vehículo, a bordo de un vehículo se aumenta en dos terceras partes, aunado también a la violación sexual y al robo, es decir, por cada delito se deben sumar las penas, puede alcanzar una pena de hasta 70 años”, explico la abogada Herrera.

La integración de los elementos probatorios se realizó en la fiscalía antisecuestros, sin embargo, aseguran que las compañeras de Celeste (cuyo nombre real ha sido protegido), la víctima denunciante, fueron quienes apoyaron en la consecución de dichos elementos.

“Por lo que sabemos de cómo malfunciona el sistema hay carpetas que ni siquiera se han seguido el proceso de investigación, hay carpetas que están totalmente olvidadas, porque sabemos que fueron al menos 10 víctimas; sin embargo, no son el número de carpetas que tenemos el proceso de investigación”, señaló Karla Torre de la colectiva Libres y combativas.

Grupo Imagen contactó al ministerio público de la fiscalía de delitos sexuales asignado al caso, Víctor Azpilcueta, quien señaló que no podía dar declaraciones. Sin embargo, confirmó que de momento se trabaja en dos carpetas más de investigación que prevé se judicialicen en los próximos días.

Cuestionado sobre la detención del sujeto, el pasado 13 de septiembre, solo señaló: “Fue labor de la Fiscalía de Delitos Sexuales, se trabajó mucho como policía de investigación, así como investigaciones de gabinete, y sí se pudo demostrar la responsabilidad de este sujeto, hay datos mínimos para establecer su responsabilidad.”

Un segundo sujeto que participaba con él en los secuestros continúa prófugo. “Nosotras esperaríamos que tuviera un poco de consciencia y pudiera denunciar él a quienes han estado colaborando en estos delitos porque es una manera de encubrirlos, de no tener conciencia realmente de cuántas mujeres más están afectando y además es un modus vivendi porque ellos viven del dinero que obtienen del trabajo de estas mujeres, satisfacen no solo una forma de vida, sino también un impulso machista que los lleva a perpetrar estas violaciones en contra de las jóvenes y las mujeres que transitamos y habitamos la Ciudad de México”, agregó la abogada de la víctima.

El caso

En julio y agosto pasado el noticiero de Yuriria Sierra en Imagen Televisión presentó una serie de testimonios de tres mujeres que fueron atacadas por dos sujetos a bordo de un taxi que tomaron en el paradero del metro Constitución de 1917. Celeste fue uno de esos testimonios, cuyo ataque sucedió el 20 de diciembre de 2018. En ese entonces la aún procuraduría capitalina no tenía relacionadas las carpetas de investigación. En septiembre el presunto violador fue detenido. Este lunes 24 de febrero inició la audiencia para determinar si se le vincula o no a proceso por dicho caso.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta