Alrededor de 30 personas resultaron heridas hoy después de que un automóvil embistió contra un grupo de personas que participaba en un desfile de carnaval en la ciudad alemana de Volkmarsen, en un incidente que al parecer fue premeditado, dijo la policía.

Autoridades policiales aseguraron que el atropello fue intencionado, aunque aún no se puede hablar de que haya sido un atentado.

En declaraciones a la prensa, Henning Hinn, de la dirección de la Policía del Norte de Hesse (uno de los 16 estados federados de Alemania), detalló que el conductor -que fue detenido tras el incidente-, es un joven de 29 años que condujo a propósito contra los participantes en el desfile.

Hinn descartó que la opción de un atentado o acto terrorista estuviese de momento entre las principales hipótesis de la investigación, según la televisora Deutsche Welle.

La policía dijo en Twitter que algunas personas resultaron heridas de gravedad, incluidos niños.

Hasta el momento no se reporta ninguna muerte derivada del atropello.

La policía suspendió todos los desfiles de carnaval en el estado de Hesse, donde se encuentra Volkmarsen, como medida de precaución, pero dijo que no estaban al tanto de ningún peligro en otras partes de Alemania.

El incidente se produce menos de una semana después de que un hombre mató a tiros a 10 personas y luego se suicidó, en uno de los peores ataques racistas en Alemania desde la Segunda Guerra Mundial.

El carnaval es muy popular en partes del oeste de Alemania, especialmente en ciudades de Renania como Colonia y Düsseldorf, donde las festividades alcanzan su punto álgido el ‘Lunes de rosas’ con decenas de miles de personas asistiendo a desfiles callejeros con carrozas satíricas o de comedia.

La prensa alemana dijo que el conductor rompió deliberadamente las barreras plásticas instaladas por la policía alrededor del área del desfile, donde se esperaba que se reunieran mil 500 personas.

El automóvil avanzó entre la multitud unos 30 metros antes de detenerse, contó un testigo.

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta