El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que su gobierno atenderá el problema de las pensiones y no descartó dar marcha atrás en los acuerdos que se alcanzaron en anteriores administraciones en esta materia.

“No descartamos dar marcha atrás a acuerdos que se tomaron cuando era otra la política y que afectaron a los trabajadores; vamos a revisar contratos, a revisar todo el marco legal a partir de la nueva Ley del Trabajo, siempre para beneficio de los trabajadores. Con los trabajadores todo, sin ellos nada”, dijo.

Durante su participación en el 84 aniversario de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), el Presidente garantizó que este problema será atendido de común acuerdo con los empresarios, los dirigentes sindicales y el gobierno, para lograr lo que los obreros se merecen.

Ello, ante la exigencia del presidente de la confederación obrera, Carlos Aceves del Olmo, quien afirmó que su prioridad será modificar las pensiones de los trabajadores que se jubilan para que estas no sean “solo para bien morir, que no sea para completar y seguir trabajando en otro lado, porque no le alcanza para comer; que sea una pensión auténticamente”.

López Obrador agradeció el respaldo de la agrupación obrera, con la cual contribuyó a lograr un aumento de 20 por ciento al salario mínimo, y confió en que el problema de las pensiones se resuelva de la misma forma, de común acuerdo con los empresarios y los sindicatos para que los trabajadores tengan una pensión justa, como lo merecen.

En días pasados, el presidente López Obrador aseguró que las reformas que se realizaron durante el periodo neoliberal afectarán las pensiones de quienes trabajaron toda su vida, pues apenas van a recibir 30 o 40 por ciento.

Ayer, ante cientos de trabajadores suscritos a la organización sindical adscrita al Partido Revoucionario Institucional (PRI), reunidos en la explanada del Monumento a la Revolución, López Obrador ofreció trabajar más allá de las banderas partidistas para lograr que la cuarta transformación llegue a la vida pública de México.

Además aseguró que su gobierno trabajará para mejorar los servicios que ofrece el Instituto Mexicano del Seguro Social.

“Me dio mucho gusto estar aquí con ustedes, no les voy a fallar. Y les felicito por tener al dirigente que representa a la CTM, a don Carlos Aceves, que no está viejo, está maduro, está al 100 el dirigente de la confederación”, expresó el jefe del Ejecutivo.

Homenaje a Madero

Por la mañana, acompañado de su esposa, Beatriz Gutiérrez Muller, el Presidente encabezó la conmemoración del 107 aniversario luctuoso de Francisco I. Madero y José María Pino Suárez en el Patio de Honor de Palacio Nacional, en donde inauguró el memorial dedicado al primero en la Intendencia de la Traición, donde ambos permanecieron prisioneros.

El mandatario aseguró que su gobierno retoma los ideales de Madero para evitar los retrasos y resistir cualquier acción conservadora que atente contra su movimiento.

“El gobierno actual ha retomado los ideales democráticos de mandato con el agregado de poner el mismo énfasis el bienestar del pueblo, no solo por convicción y humanismo, sino para afianzar los cambios con el respaldo de la gente para evitar los retrasos y resistir ante cualquier acción conservadora”, dijo.

Durante la ceremonia el mandatario comparó su corriente ideológica con aquella que en su momento encabezó Madero para derrocar al dictador Porfirio Díaz para transitar hacia una auténtica democracia, lo que consideró como una de las grandes contribuciones del ex presidente.

“Con el triunfo de nuestro movimiento en la elección del 1 de julio de 2018 quedó demostrado que el poder emana del pueblo y solo tiene sentido cuando se pone al servicio de los demás”, expresó el jefe del Ejecutivo.

“Francisco I. Madero era un político extraordinario fuera de serie, tan es así que sus contemporáneos lo tildaban de soñador y no pocos, con vulgaridad, llegaron a decir que estaba loco”, agregó.

El presidente López Obrador depositó una ofrenda floral y montó una guardia de honor para recordar a quien consideró un “político extraordinario”.

A la ceremonia en Palacio Nacional también asistieron la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, y los secretarios de Marina y Defensa, José Rafael Ojeda Durán y Luis Crescencio Sandoval González, respectivamente.

“Fin a corrupción en el Infonavit”

López Obrador aseguró que su gobierno trabaja para erradicar la corrupción en el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), por lo que ya no se permitirán construcción de casas en terrenos irregulares, ni departamentos de 30 metros cuadrados.

“Vamos a limpiar de corrupción el Infonavit; nada de construir en pantanos, en barrancas, nada de departamentos de 30 metros cuadrados, ¡huevitos!, nada de que el trabajador nunca termina de pagar”, advirtió el mandatario.

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta