La epidemia del coronavirus COVID-19 experimentó una oleada de nuevos casos ayer fuera de China, en particular en Italia, Corea del Sur e Irán, donde ya causó seis muertos, el mayor número de decesos en un país fuera de la región asiática.

Las autoridades italianas informaron el segundo fallecimiento por COVID-19. El primer ministro, Giuseppe Conte, anunció un decreto para la contención de epidemias, después de que el director de la Agencia de Protección Civil de Italia, Angelo Borrelli, elevara a 76 el número de casos confirmados en el país.

En Líbano se registró el primer caso e Israel, también afectado, decidió prohibir la llegada de vuelos provenientes de Japón y Corea del Sur, donde se reportaron 556 contagios.

En Estados Unidos el número de casos confirmados se mantiene en 34.

“Hemos visto un aumento muy rápido (de los casos) en pocos días”, constató Sylvie Briand, directora del departamento Preparación mundial para los riesgos infecciosos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Japón reconoció que 23 pasajeros del crucero en cuarentena Diamond Princess abandonaron el barco sin pasar los controles médicos necesarios.

Por su parte, el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, manifestó el temor por “el potencial de difusión de COVID-19 en países con sistemas de salud más precarios”, como los africanos.

En México no hay casos sospechosos del virus.

El dato

  • Las autoridades sanitarias de la provincia de Hubei reportaron 96 nuevas víctimas fatales por el COVID-19, lo que eleva a dos mil 442 el total de muertos en China continental.

 

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta