La perspectiva de ventas de autos para 2020 en México sigue en terreno negativo; se prevé que la comercialización de vehículos ligero caería entre tres y cuatro por ciento, para ubicarse en un millón 272 mil unidades, estimó Guillermo Rosales.

El director general adjunto de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA) precisó en entrevista que la mencionada baja se explica por la disminución del ingreso de los compradores.

“Los consumidores ya no están calificando positivamente en sus solicitudes de crédito, precisamente por ese deterioro de su capacidad de pago, hay un sobre endeudamiento”, enfatizó.

“En el otro extremo, hay compradores que tienen un mayor poder adquisitivo, que sí tienen posibilidades de tomar un financiamiento para adquirir vehículos para usos múltiples, pero están tomando sus reservas para adquirir un compromiso de largo plazo, mantienen una actitud de cautela, debido a laincertidumbre respecto al futuro de su situación económica”, agregó.

“Los bancos no han cerrado la llave del financiamiento, lo que se tiene es un problema de demanda, las personas están sobre endeudadas o tienen menos ingresos, por lo que no califican positivamente para obtener un crédito, se trata de un problema de demanda de financiamiento”, respondió.

“Sí hay una oferta importante de los bancos para prestar, hay competencia y hay suficiencia de recursos pero los clientes no califican positivamente”, recalcó.

Guillermo Rosales precisó que la venta de automóviles ligeros en 2019: «cerramos con una caída de 7.5 por ciento, con una comercialización de un millón 317 mil unidades”, puntualizó.

“El pico de ventas de las concesionarias se registró en 2016 con un millón 607 mil, lo que significa que hemos perdido casi 100 mil unidades anuales deventas”, añadió.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta