A noviembre del año pasado, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) recibió mil 461 quejas en el rubro de compras por internet, de las cuales tuvieron un promedio de conciliación de 74 por ciento.

La instancia de Ricardo Sheffield expuso que para ello puso un portal para monitorear el comportamiento de 964 tiendas virtuales en el país para saber si la página de la tienda cumple o no con los elementos necesarios para proteger los derechos del consumidor, lo que contribuye a fortalecer el consumo inteligente.

Entre otras cosas, además del domicilio físico, número telefónico fijo y demás medios a los que pueda acudir el propio consumidor para presentarle sus reclamaciones o solicitarle aclaraciones; la Profeco revisa de esas tiendas su política o aviso de privacidad, seguridad en datos personales y financieros.

Además, recaba información sobre formas de pago, condiciones de envío o entrega, y de cancelación, devolución o cambio.

«El comercio electrónico o e-commerce, que ha ido ganado espacio con el avance de la tecnología, permite a proveedores y prestadores de servicios ofrecer en sus sitios oficiales, las 24 horas del día, promociones y descuentos; pero no en todos los casos se respetan las ofertas», expuso.

La Profeco recomendó realizar compras en sitios web conocidos; no usar computadoras públicas al conectarse desde una red Wi-Fi; así como asegurarse que la dirección del sitio (URL) comience con https://, lo que indica que la transferencia de datos entre su dispositivo y el sitio al que está conectado es segura; verificar las redes sociales del sitio, los comentarios de compradores, entre otros.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta