Un italiano de 78 años que dio positivo al nuevo coronavirus ha muerto, anunció este viernes el ministro de Salud italiano, en lo que constituye la primera muerte de un europeo contagiado con el virus.

El hombre llevaba unos diez días hospitalizado en Véneto, en el norte de Italia, por una enfermedad no relacionada con el coronavirus, precisó el ministro, Roberto Speranza.

El anuncio se produce tras el cierre de todos los espacios públicos y la anulación de los actos deportivos y religiosos en 11 ciudades del norte de Italia (diez en Lombardía y una en Véneto), debido a la aparición de nuevos casos de contagio.

Adriano Trevisan era una de las dos personas infectadas en Véneto, mientras que cinco médicos y otras diez personas son portadores del nuevo coronavirus en Lombardía. Aparentemente frecuentaban el mismo bar y grupo de amigos.

La decisión de cerrar espacios públicos y cancelar los actos deportivos y religiosos en 11 ciudades se tomó después de que se identificara un primer foco de infección en Codogno, cerca de Lodi.

En esta zona situada a unos 60 km al sudeste de Milán, más de 50.000 personas han sido puestas en semiconfinamiento en sus casas.

El jefe del gobierno italiano, Giuseppe Conte, aseguró el viernes desde Bruselas que «todo está bajo control», y subrayó que el gobierno mantuvo un «nivel muy alto de protección».

La epidemia ya ha causado más de 2 mil 200 muertos e infectado a más de 75 mil personas en China continental y más de 1.100 en otras partes del mundo.

 

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta