La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) analizará si el gobierno federal y en particular el Instituto Nacional de Migración (INM), cumplen con la protección del interés superior de los niños en el caso de los migrantes que viajan sin compañía durante las caravanas.

Durante la sesión de hoy, la Primera Sala del máximo tribunal determinó atraer un amparo promovido por un migrante menor de edad identificado como Yerick David ‘F’, quien acusó que las autoridades del INM no le facilitaron el procedimiento para la obtención de asilo.

Asesorado por un abogado, el niño migrante denunció que las autoridades migratorias mexicanas no están cumpliendo con la Observación General número 6 del año 2005 de las Naciones Unidas sobre el trato de los menores no acompañados y separados de su familia fuera de su país.

De acuerdo con esta observación, debido a la condición del menor, el Estado mexicano debió darle un tratamiento protector en razón de su minoría de edad, pero en cambio incurrió en “la omisión de llevar a cabo un proceso adecuado para la identificación de necesidades de protección internacional.”

Por lo que la Suprema Corte analizará si el gobierno federal está “completamente” obligado a apegarse a estas observaciones, “aun y si esas disposiciones –cuya naturaleza, además, es de recomendaciones– no han sido adoptadas en sus términos por la legislación interna del Estado mexicano”.

Será la Primera Sala de la SCJN la que definirá si autoridades migratorias están tomando todas las medidas a que están obligadas para “promover, respetar, proteger y garantizar los derechos de los menores migrantes, no acompañados, solicitantes de asilo, que se encuentren dentro de territorio nacional”.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta