Una vez más, el entrenador del Manchester City, Pep Guardiola, dio fin a los diversos rumores que lo sitúan fuera del equipo y garantizó su permanencia unos años más.

Tras la victoria de 2-0 ante el West Ham en la Premier League, el estratega español aseguró que cumplirá su contrato, y no por un tema contractual, sino por un reto personal.

«Si no me echan, me quedaré aquí al cien por cien. Más que nunca. Primero, porque quiero quedarme. Es algo especial, más que el contrato que me queda. Quiero quedarme y ayudar al equipo a mantener el nivel lo más que se pueda”.

De igual forma, aseguró que toda la directiva de los “Citizens” cree que la sanción que les impuso la UEFA es incorrecta, por lo que ya están apelando dicho castigo.

«Esto no está acabado. El club cree que es injusto, así que vamos a apelar y esperar. Todo lo que podemos hacer es en el campo y hacer lo que hemos hecho durante los últimos cuatro años. Confío al cien por cien en el club”.

Por último, le mandó mensaje a su exclub al afirmar que no es bueno “hablar de más”.

«Si el Barcelona está contento porque estamos suspendidos le diría que apelaremos. Mi consejo al Barcelona es que no hable demasiado alto”, sentenció.

 

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta