En la conmemoración del 107 aniversario luctuoso de los revolucionarios Gustavo A. Madero y Adolfo Bassó Bertoliat, el presidente Andrés Manuel López Obrador evitó hacer un comentario sobre un pasaje del asesinato de estos personajes “para no polarizar”.

En su discurso pronunciado en el salón Octavio Paz de la Biblioteca de México, en La Ciudadela, el mandatario aseguró que “es impúdico relatar la crueldad del crimen de Gustavo. Fueron tan miserables que ni siquiera le dejaron a Bassó cumplir su último deseo que, como buen marinero, era morir fusilado viendo las estrellas: lo asesinaron sin ninguna formalidad ni miramiento”, recordó.

“No todos lamentaron este abominable hecho… Había escrito algo sobre esto, sobre cómo un sector lo celebró, pero no voy a leerlo también porque no quiero polarizar más”, expresó.

“Termino diciendo que Gustavo A. Madero fue un revolucionario honesto y cabal y me llena de orgullo vivir estos momentos para recordar con cariño a quienes lucharon por la democracia y siempre supieron actuar con arrojo”, dijo.

El Presidente convocó a los mexicanos a no olvidar y a mantener siempre la memoria histórica. (Héctor Tellez)

López Obrador convocó a los mexicanos a no olvidar y a mantener siempre nuestra memoria histórica.

Al respecto, el senador Gustavo Madero, descendiente de Francisco I. Madero y de Gustavo A. Madero, celebró el gesto del mandatario.

“El mensaje del Presidente de la República, hoy, aportó un gesto, una expresión de concordia, y lo dijo con todas sus letras: que preferiría no polarizar, aunque tiene sus ideas claras, me imagino el pasaje que iba a relatar, lo conozco, pero lo omitió y esto pocas veces lo vemos en el presidente de la República, que haga una manifestación de contención pero debe ser reconocida”, dijo.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta