El gobierno de México no ha recibido ninguna notificación consular sobre el arresto del científico mexicano, Héctor Alejandro Cabrera, acusado de espiar para Rusia; sin embargo, personal consular lo visitará este mismo miércoles para verificar su condición.

Fuentes de la Secretaría de Relaciones Exteriores aseguraron que se tiene conocimiento de su detención desde el pasado 16 de febrero y se ha mantenido en contacto con su familia en todo momento.

En este sentido es que el consulado General de Miami realizará la visita para garantizar que sus derechos hayan sido respetados en todo momento y sobre todo para confirmar que se encuentra bien de salud.

Cabrera, originario de El Espinal, Oaxaca, tiene prestigio nacional e internacional por las investigaciones médicas que ha desarrollado, entre las que destaca un método para reducir los efectos del infarto cardiaco o cerebral.

El mexicano cuenta con un doctorado de Bioquímica y Microbiología, en la Universidad de Kazan en Rusia, y un segundo doctorado en Biología Humana, en la Universidad alemana de Giessen.

Arrestan a mexicano en Miami por espionaje

Héctor Alejandro Cabrera Fuentes, un mexicano con residencia en Singapur, fue arrestado por «actuar en Estados Unidos para un gobierno extranjero (Rusia) sin notificar a la fiscalía, y por conspirar para hacerlo», escribió el Departamento de Justicia en un comunicado.

Según los documentos judiciales, el gobierno ruso reclutó a Cabrera Fuentes el año pasado, lo instruyó para que alquilara un apartamento específico a nombre de otra persona y le ordenó que mantuviera en secreto sus viajes a Moscú.

«En uno de esos viajes, en febrero de este año, un funcionario ruso le proveyó «la descripción física del vehículo de una fuente del gobierno estadunidense y le pidió que localizara el coche, obtuviera su número de matrícula y su ubicación física», relató el comunicado de la fiscalía.

El 13 de febrero, Cabrera Fuentes viajó a Miami desde México. Al día siguiente, su coche de alquiler llamó la atención del guardia de seguridad del lugar donde vive «la fuente del gobierno estadunidense», porque el agente ruso se había pegado a otro coche para ingresar al edificio antes de que se cerrara el portón.

La noche del 16 de febrero, cuando Cabrera Fuentes se disponía a abandonar Estados Unidos en el aeropuerto de Miami, las autoridades de aduana registraron su teléfono y hallaron en él la fotografía de la matrícula de la persona del estadunidense que estaba siendo espiado.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta