El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que el país no avanza cuando no se tiene clara la línea que separa a la delincuencia de la autoridad, por lo que a pesar de que haya policías profesionales y bien pagadas, si la autoridad no es autónoma seguirá habiendo impunidad.

«Cuando se mezclan, cuando no sabe en donde comienza la delincuencia y en donde comienza la autoridad, no se avanza, aunque haya buenos policías, si no se mantiene la autonomía de la autoridad, si la autoridad depende de la delincuencia a no avanzamos».

En la inauguración de Instalaciones de la Guardia Nacional, en Pénjamo, Guanajuato, el Presidente reafirmó su intención de seguir trabajando para separar al poder económico del poder político, pues el gobierno debe servir al pueblo y no a los grupos criminales ni a los delincuentes de cuello blanco.

«Por eso es muy importante esa separación tajante. Así como el presidente Juárez separó al Estado de la iglesia, ahora lo que se necesita es separa al poder económico del poder político, y que el gobierno represente a todos, a quienes tienen cualquier corriente de pensamiento, es gobierno del pueblo para el pueblo, no gobierno al servicio de las mafias, ni de la corrupción, ni de delincuentes de cuello blanco, ni de delincuentes comunes».

«El dinero ya no es lo que rifa» dijo tajante el mandatario al afirmar que ya no se permite la impunidad ni el contubernio de delincuentes con autoridades o con jueces.

«No se va a permitir que actué la delincuencia con impunidad, ya no es el tiempo de antes, ya no es de que yo puedo hacer y deshacer porque tengo influencia y voy a compra al Ministerio Público y a jueces y a autoridades y me van a sacar de la cárcel. Ya no va a ser así, estamos limpiando de corrupción al gobierno, ya no va a ser ese poderoso caballero es don dinero, el que decida sobre la vida pública de México. El dinero ya no es lo que rifa, el que piense que dios es su dinero , que resuelve todo con dinero se va a equivocar, no es el poder económico el que va a decir sobre la vida pública en el país».

A diferencia de los anteriores eventos del viernes y sábado, donde también inauguró instalaciones de la Guardia Nacional, el Jefe del Ejecutivo habló menos en su intervención, tan solo 17 minutos.

Entre los pobladores invitados, llevados desde temprana hora no cesaban gritos de apoyo al gobernador del estado, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo. Corearon su nombre, aplaudieron y le gritaron vivas. Así estuvieron, desde que habló él, hasta que terminó su discurso el presidente López Obrador.

El gobernador de Guanajuato, Diego Sinoe Rodríguez Vallejo, celebró el trabajo conjunto de los tres niveles de gobierno.

“Trabajar en conjunto para recuperar la paz, para todas las acciones para combatir la lucha, contra la delincuencia organizada: ha habido resultados para detener delincuentes”.

Por su parte el titular de la Sedena, Luis Cresencio Sandoval , dijo que para resolver el problema de inseguridad en el país, se precisa la participación de todos. Por ello es necesario que la Guardia Nacional tenga instalaciones en todo el país que permita desarrollar tareas asignadas en mejores condiciones posibles.

En el evento, el Presidente estuvo acompañado, además del gobernador de Guanajuato, Diego Sinhue;  por los secretarios de Sedena, Luis Cresensio Sandoval; de Marina, José Rafael Ojeda; y de Protección y Seguridad Ciudadana, Alfonso Durazo.

 

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta