El coordinador del PAN en la Cámara de Diputados, Juan Carlos Romero Hicks, advirtió que en la elección de cuatro nuevos integrantes del Consejo General del INE estará en juego la posibilidad de mantener la democracia y las libertades en México o reescribir la “negra historia” del partido único que anulaba la voluntad popular.

“Después de las elecciones de 2018 y sus efectos en la Cámara de Diputados, donde una mayoría se ha convertido más que en fuerza transformadora, en aniquiladora de las instituciones, debemos advertir la importancia de mantener los equilibrios en un órgano autónomo como el INE”, puntualizó.

Subrayó que el presidente Andrés Manuel López Obrador y la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, ofrecieron a los diputados que no habrá intervención alguna del Poder Ejecutivo en la elección de los consejeros electorales, mientras las fracciones parlamentarias garantizaron transparencia y máxima participación ciudadana en el proceso, por lo que está en todos honrar su palabra.

Romero Hicks sostuvo que en el camino para renovar el Consejo General del INEhabrá tentaciones de todas partes y los legisladores deberán resistir presiones, pero en todo momento estarán sujetos al escrutinio ciudadano y no tienen derecho a fallar.

Señaló que la relevancia del proceso está en que los diputados designarán a los árbitros de las elecciones federales más grandes de la historia del país, las intermedias de 2021 y 2027 para renovar la Cámara de Diputados, así como gubernaturas y alcaldías en juego, pero también de la elección presidencial de 2024.

“Estará en juego la solidez de los árbitros para los procesos electorales de la presente década. Hagamos que los mexicanos y el mundo sigan reconociendo por mucho tiempo más el profesionalismo y la defensa de las libertades del INE”, dijo.

El líder parlamentario de Acción Nacional en el Palacio de San Lázaro confió en que acudan como aspirantes a consejeros electorales quienes quieran defender el régimen democrático y que no aceptarían reescribir las páginas del México antidemocrático, en el que las elecciones no eran creíbles desde antes de la jornada electoral.

Insistió por ello que los nuevos funcionarios del INE deberán contar con cuatro atributos: blindaje de la honestidad, competencia profesional, independencia y carácter para tomar decisiones.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta