Las modificaciones estatutarias aprobadas por el Consejo Universitario (CU) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), para erradicar la violencia de género, no atendieron el establecimiento de sanciones como lo habían exigido desde un principio los colectivos feministas, de acuerdo con Mujeres Organizadas de la Facultad de Filosofía y Letras (FFyL).

El CU aprobó el miércoles que la violencia de género sea considerada «causa especialmente grave» de responsabilidad para la comunidad universitaria, mediante cambios a los artículos 95 y 99; no obstante, omitió discutir modificaciones al artículo 98, referente a las sanciones que pueden imponerse en los casos que no tengan expresamente señalada una pena.

Esta es una demanda que las Mujeres Organizadas de la Facultad de Filosofía y Letras (FFyL), a través del Consejo Técnico de su facultad, promovieron en su pliego petitorio desde el inicio de su movimiento, cuando el 4 de noviembre de 2019 estallaron en paro en el plantel.

En la propuesta presentada por el Consejo Técnico de la FFy L, órgano colegiado de representación estudiantil, se proponen sanciones determinadas por instancias que la Universidad ha capacitado en materia de género: el protocolo de atención a casos de violencia de género, y los Lineamientos Generales de Igualdad de Género en la UNAM.

En un mensaje en redes sociales, las Mujeres Organizadas de la FFyL, consideraron que cuando el CU habla de «cualquier acto de violencia» cae en el uso de un término ambiguo que no sólo abre la puerta a la criminalización de la protesta, sino que también invisibiliza las causas estructurales correspondientes a la violencia de género.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta