El brote de un virus que comenzó en China ha infectado a más de 45 mil 100 personas en diversas partes del mundo. La OMS ha denominado a la enfermedad como COVID-19, en referencia a su origen a finales del año pasado y a que es causada por un coronavirus.

Mientras tanto, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha comparado la amenaza de la epidemia con los efectos de un ataque terrorista y un experto dijo que si bien el brote puede estar alcanzando su punto máximo en China, este podría no ser el caso en el exterior.

«Se ha extendido a otros lugares donde está produciendo el comienzo de un brote», dijo Dale Fisher, jefe de la Red Global de Alerta y Respuesta a Brotes coordinados por la OMS, en una entrevista en Singapur. «En Singapur, estamos en el inicio».

Singapur tiene 50 casos, incluido uno detectado el miércoles en su banco más grande, DBS, que provocó una evacuación de las oficinas centrales de la empresa.

Se han reportado cientos de infecciones en docenas de otros países y territorios, pero solo dos personas han muerto fuera de China continental: una en Hong Kong y otra en Filipinas.

Las últimas cifras de China también pueden ser el número de muertes en el continente se elevó en 97, a mil 113 personas, hasta la noche del martes.

Pero muchas personas han expresado dudas en las redes sociales sobre cuán confiables son los datos de China, después de que el Gobierno modificó la semana pasada las directrices sobre la clasificación.

 

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta