En medio de la disputa entre el poder ejecutivo y el INE, el consejero presidenteLorenzo Córdova, expresó que si no se defiende el régimen democrático actual y las instituciones electorales que se construyeron en 40 años con la participación de las fuerzas políticas “nos lamentaremos de que se nos haya ido de las manos, y no hayamos hecho nada para defenderla”.

En el Castillo de Chapultepec, Córdova expuso que la democracia es una construcción colectiva, y en el caso de México “no es obra de una sola fuerza política, de una ideología, ni mucho menos de un sólo hombre: es el resultado de la lucha de generaciones de mexicanas y mexicanos, de muy distinta índole y orientación política, de izquierda, del centro, de la derecha que se comprometieron en esa apuesta”.

En el evento, la Organización de Estados Americanos le entregó al Instituto Electoral de la Ciudad de México (IECM) la certificación Norma ISO Electoral y Córdova expuso que el reconocimiento permite tomar consciencia del momento que vivimos “y de la ruta que tenemos que seguir para que la democracia no haya sido solamente una etapa de nuestra historia, sino más bien, una apuesta que hemos construido y mantendremos en el futuro”.

En cuanto a las iniciativas de ley para eliminar los Organismos Públicos Electorales Locales, OPLES, expuso que “por fortuna parece que tendrán poco éxito, pero están allí como un recordatorio permanente de esos riesgos de involución democrática…que dejan entrever intentos, producto de viejos y todavía muy arraigados instintos de captura política de los órganos electorales”.

En el discurso que dio ante el consejero presidente del IECM, Mario Velázquez Miranda y el coordinador de Asesores de la Secretaría de Gobernación, Jorge Alcocer Villanueva, Córdova expuso que hay conquistas en materia de democracia, en las que no debe haber retrocesos: la autonomía de las autoridades electorales, las condiciones de certeza en procesos electorales, equidad en la competencia, representación política de la pluralidad y austeridad.

Sobre la austeridad, expresó: “hasta donde alcanzo a ver, la austeridad es el único objetivo al menos declarado –por el poder ejecutivo-….y hay intentos de control detrás de los intentos de cambios normativos y las iniciativas de ley”.

Córdova afirmó que no está en contra de la austeridad, pero alertó acerca de que todo lo que se haga en aras de generar economía “no puede ser a costa de los pilares que mencioné: autonomía, condiciones de certeza, condiciones de equidad en la competencia y representación política del pluralismo”.

Y planteó que las reglas electorales que México tiene en la actualidad funcionan y “permiten ir venturosamente a la elección del 2021 y frente a eventuales cambios que pueden implicar riesgos y retrocesos, más nos vale ir con reglas, procedimientos e instituciones conocidas, confiables y suficientemente robustas como la que hoy tenemos”.

En ese sentido, consideró que la certificación Norma ISO Electoral que la OEA le entregó al IECM por segundo año consecutivo, es “un venturoso mensaje para quienes irresponsablemente menosprecian la actuación de los Organismos Públicos Locales Electorales”.

En tanto que Alcocer Villanueva, expresó que la Certificación del IECM es producto de un logro colectivo, que posiciona al Instituto Electoral local como un referente: «El valor central de nuestras instituciones electorales es y seguirá siendo su autonomía, y junto con ello la calidad de lo que hacen y cómo lo hacen”.

Y consideró que la certificación debe servir para difundir las mejores prácticas “para que el resto de los OPLES y el INE repliquen la experiencia y la ciudadanía aprecie el Sistema Nacional Electoral».

 

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

 

Compartir

Dejar respuesta