Ciudad de México.  La detención de Emilio Lozoya Austin fue bien recibida y concitó el respaldo de las bancadas del Partido del Trabajo y PAN en la Cámara de Diputados, mientras que el PRI defendió el debido proceso del ex director de Pemex.

El PRI marcó distancia del ex director de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya Austin, al señalar que “las conductas personales no son atribuibles a ninguna institución”.

Integrantes del Comité Ejecutivo Nacional de este partido dijeron que el ex funcionario no es y nunca ha sido militante priísta, aun cuando se dijera simpatizante o acompañara a candidatos a eventos.

Los priístas, a través de un breve comunicado establecieron que la acción de la Policía del Interior de España, ocurrida en Málaga “debe ser muestra de que este gobierno quiere aplicar la ley, y que no busca distractores a los graves problemas del país. Por supuesto, se requiere agotar todas las etapas del proceso judicial y sancionar a los responsables, en caso de que las imputaciones sean reconocidas por la justicia.”

La breve postura del Revolucionario Institucional redundó en que el caso Lozoya implica “una conducta personal, al amparo de un cargo público, por lo que sería lamentable que se utilice como instrumento de propaganda política.”

Lozoya Austin fue detenido hoy en Madrid y es acusado de lavado de dinero y asociación delictuosa, durante el periodo que fue funcionario, en el sexenio pasado.

El PRI emitió hoy un breve comunicado en el que “exige la estricta aplicación de la ley, agotando puntualmente el proceso judicial, en el marco de nuestro Estado de Derecho”.

Las conductas personales, precisó, “no son atribuibles a ninguna institución, pues quienes faltan a la ley son las personas que sirven a ellas, a quienes, una vez agotadas las investigaciones, se les debe aplicar todo el peso de la ley”.

“El PRI está a favor de la legalidad y por el respeto a las instituciones”, indicó.

Lozoya fue parte de la campaña electoral de Enrique Peña Nieto, postulado por el PRI y quien gobernó el país de 2012 1 2018.

Reginaldo Sandoval, coordinador del PT ponderó el suceso y adelantó que aún se espera conocer a los cómplices del ex funcionario. “Es una noticia excepcional, en la ruta del combate a la corrupción y en contra de los que descompusieron al país, se deshicieron de los bienes nacionales y dieron entrada a inversionistas extranjeros, en complicidad con ellos.

“Indudablemente faltan sus cómplices. No hay la menor duda de que sus acciones pasaron por el visto bueno de Los Pinos. Así que falta Peña Nieto, Luis Videgaray y todos los funcionarios involucrados. Porque, aunque se diga que no hay persecución al pasado, sí tiene que haber justicia.”

Por su lado, Juan Carlos Romero Hicks, líder de los panistas en San Lázaro, calificó de “buena noticia” la captura de Lozoya porque suma en el combate contra la corrupción, pero nos coloca en la exigencia de llegar hasta el fondo del mal uso de recursos públicos y señalar a los responsables del nivel que sea.

“Que esto no se convierta en una cortina de humo. Dará la posibilidad a las autoridades judiciales de hoy para desempolvar las denuncias que habían presentado legisladores de Acción Nacional desde hace más de tres años, en contra de Emilio Lozoya Austin pero que, inexplicablemente, había sido ignoradas en el pasado.

“Hay que llegar hasta las últimas consecuencias de los posibles actos de corrupción, no solamente en la compra de activos inservibles por parte de Emilio Lozoya y otros funcionarios de Pemex en el sexenio pasado, sino también la adquisición y uso irregular de transportes para el servicio de la petrolera que denunció el PAN”.

 

Esta nota fue publicada en La Jornada

 

Compartir

Dejar respuesta