Los dos autores materiales de lanzarle ácido a la saxofonista María Elena R.O., son conocidos del empresario gasolinero y exdiputado priista, Juan A.V., señalado como el responsable intelectual del ataque, a partir de que le prestaron servicios de albañilería en sus negocios.

Según información divulgada por fuentes cercanas a la carpeta de investigación 31351/FMXI/HUAJUAPAM/2019, Ruvicel H., presunto responsable de rociarle la solución química a la víctima, mantuvo una relación laboral con el exlegislador actualmente prófugo.

En el expediente del caso se detalla que el albañil declaró haber recibido instrucciones –vía telefónica— del exlegislador de “chingarse a una vieja”, por lo que recibiría el pago de 30 mil pesos, además de viajar de la ciudad de Oaxaca a Huajuapan de León, en la región Mixteca.

El hoy procesado preguntó a su jefe de quién se trataba, a lo que este le respondió: “una jovencita que se está pasando de pendeja».

En sus declaraciones dijo que el hijo del gasolinero, también prófugo, le dio instrucciones a él y a su padre, Ponciano, de cómo tendrían que acercarse a la chica, y especificaciones del día , hora,  lugar en que habría de presentarse a la vivienda y negocio de la víctima. A la que por cierto no conocía.

Asimismo, le reiteró que habría recibir 30 mil pesos por lanzarle ácido en la cara de María Elena. El procesado mencionó a otra persona, quien estuvo al tanto de los planes de padre e hijo.

De su lado, el fiscal General de Oaxaca, Rubén Vasconcelos Méndez lamentó la filtración a la prensa de audios, videos y declaraciones, aunque reconoció que “las partes tienen acceso a las carpetas de investigación”.

En tanto, la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO) confirmó que mantiene las medidas cautelares dictadas a favor de María Elena R., y su familia desde septiembre de 2019 a la fecha.

Condenó la difusión de videos, fotografías y audios de conversaciones privadas y hechos violentos cometidos contra mujeres, pues contribuyen a la criminalización de la propia víctima.

Lo anterior debido que desde ayer, presuntamente allegados al ex diputado local Juan A.V., acusado de ser el autor intelectual de la agresión han difundido a través de redes sociales videos y audios en que se manifiesta la relación sentimental que ambos sostuvieron.

Indicó que este tipo de acciones –en las que se intenta corresponsabilizar a la víctima de su agresión–, “forma parte de una cultura predominantemente machista que busca generar culpa en la víctima y disminuir el rechazo social hacia el hecho violento, con el objetivo de aislarla socialmente por medio de la estigmatización y el señalamiento para dificultar los procesos de recuperación y acceso a la justicia.

 

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta