El Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) está listo para acatar lo ordenado por la Jueza Décimo Segunda de Distrito en Materia Administrativa para surtir de manera inmediata de medicamentos oncológicos a niños con cáncer, aseguró su director general, Juan Antonio Ferrer Aguilar.

Luego de que cinco padres de familia interpusieran un amparo indirecto contra el gobierno federal y el Insabi, Ferrer Aguilar comentó que en la compra consolidada 2020, la Oficialía Mayor de la Secretaría de Hacienda ya adjudicó 30 por ciento del total de medicamentos e insumos.

“En esta semana se está por adjudicar otro 35 por ciento, debe quedar en estos días, ya estamos trabajando con la industria nacional, con todo el sector, incluyendo IMSS e ISSSTE para adquirir estos medicamentos a través de mesas de trabajo.

Los medicamentos estarán de parte del gobierno federal y están garantizados. Sabemos que los padres están preocupados, no lo ponemos en tela de juicio, pero nosotros tenemos la responsabilidad de garantizar lo que ellos están pidiendo, es responsabilidad de nosotros”, aseveró.

De igual manera, Ferrer Aguilar comentó que un total 24 estados que se han adherido al Insabi y con ocho se mantienen abiertos al diálogo, aunque el plazo ya se venció y podría retomarse hasta el siguiente año.

“Nosotros no vamos a dar un paso atrás ni vamos a cometer los mismos errores del pasado”, dijo Ferrer Aguilar tras referir que los estados no adheridos “no estuvieron de acuerdo en la adquisición centralizada de medicamentos, en la adquisición de equipos y en la construcción de infraestructura debidamente planeada”.

Las entidades no adheridas son Aguascalientes, Baja California Sur, Guanajuato, Jalisco, Nuevo León, Chihuahua, Tamaulipas y Campeche.

El Insabi tenía un registro de 307 hospitales abandonados, en la actualidad, esa cifra se elevó a 327 construcciones abandonadas y, seguramente, habrá más centros de salud y hospitales de este tipo por una mala planeación y por razones ajenas a servir a la sociedad.

“Estamos trabajando sobre 102 establecimiento, estamos en el 60 por ciento y esperamos concluirlos hacia el 2023”, detalló en la Academia Mexicana de Medicina.

Señaló que los 23 hospitales e institutos de alta especialidad obtendrán, a través del Insabi, 4 mil 600 millones de pesos, que representan los recursos de las cuotas que antes cobraban.

“Nuestro interés es que no vayan a demeritar la calidad de los servicios por falta de recursos”.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta