CIUDAD DE MÉXICO.

Juan Manuel Álvarez Inzunza, El Rey Midas, un operador financiero del Cártel de Sinaloa, fue trasladado la tarde de ayer del Reclusorio Sur al Centro Federal de Readaptación Social Número 1 El Altiplano, en el Estado de México.

Excélsior publicó ayer que El Rey Midas, junto con otro integrante del mismo grupo delictivo y uno  del cártel de los Beltrán Leyva se encontraban en dormitorios consecutivos del edificio 1 de Ingreso del Reclusorio Sur, tal como en su momento lo estuvieron Víctor Manuel Félix Beltrán, El Vic; Luis Fernando González Meza, y Yael Osuna Navarro, quienes escaparon del centro en una camioneta del Sistema Penitenciario.

De hecho, los tres removidos se encontraban exactamente en la misma zona, pero un piso arriba.

Más de medio centenar de policías de élite de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) y de la Subsecretaría del Sistema Penitenciario llevaron a cabo el operativo de traslado, el cual se efectuó en un camión blindado conocido como Rino, confirmaron fuentes judiciales consultadas.

El Rey Midas ya se encontraba encarcelado en El Altiplano, pero en diciembre un juez federal ordenó su traslado al Reclusorio Sur.

Uno de los reos que ayer acompañaron a este recluso al Altiplano es Ramón Villarreal Hernández, El Mon o El Gabino, operador financiero de los Beltrán Leyva.

Ambos cuentan con orden de extradición para ser juzgados en Estados Unidos, aunque este último logró el 28 de febrero de 2019 que un juez federal frenara su traslado a la justicia norteamericana.

El tercer interno es Víctor Geovanny González Sepúlveda, El Chómpiras, quien fue detenido el 2 de mayo de 2017 por agentes federales durante una diligencia ministerial en la colonia Tezozómoc, en Azcapotzalco, al ser señalado como operador logístico y financiero de Dámaso López, El Licenciado.

Días después de la fuga de los integrantes del Cártel de Sinaloa, el 29 de enero pasado,  y tras la detención de 11 custodios vinculados ahora a proceso, se llevó a cabo un operativo sorpresa en el Reclusorio Sur. En la celda de Álvarez Inzunza, El Rey Midas, se encontraron tres teléfonos celulares con ocho chips con números de diversos estados del país.

HAY NUEVO DIRECTOR

Salvador David Navarro Ávila fue nombrado ayer como nuevo director en el Reclusorio Sur, luego de que dos días después de la fuga de tres integrantes del Cártel de Sinaloa renunciara Tonatiuh Zamora Mendoza.

Navarro Ávila estudió derecho en la UNAM y tiene 31 años de experiencia en el sector público.

Se ha desarrollado en el Consejo de la Judicatura Federal, en la exSecretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México y en la Dirección General de Reclusorios del entonces Gobierno del Distrito Federal, actual Subsecretaría de Sistema Penitenciario.

Además, fue subdirector técnico del Reclusorio Preventivo Varonil Oriente entre 2004 y noviembre de 2005, donde fue director hasta enero de 2008.

PIDE GUARDIA NACIONAL

La jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, dio a conocer ayer que su administración realiza gestiones para que la Guardia Nacional apoye en la vigilancia del Reclusorio Sur.

Agregó que con el nombramiento del nuevo director del centro penitenciario se emprende también un reforzamiento de la seguridad y custodia.

«Se está reforzando la seguridad, inclusive, estamos trabajando con la secretaría de seguridad pública del gobierno federal y se está viendo, inclusive, la posibilidad de Guardia Nacional o algún otro apoyo que pudiéramos tener”, dijo.

Sheinbaum agregó que para evitar nuevos casos de fallas en los debidos procesos al presentar a presuntos líderes de la delincuencia organizada, como ocurrió con Óscar Andrés Flores Ramírez, El Lunares, el Gobierno capitalino consiguió un convenio con la Suprema Corte de Justicia para capacitar a policías.

«El viernes firmamos un convenio con el presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, ellos van a capacitar a los policías de la Ciudad de México para el tema del informe policial homologado y todo lo que se tiene que respetar en el Sistema Penal Acusatorio”, expresó.

Sheinbaum insistió en que los jueces deben sensibilizarse para retener en la cárcel a los criminales integrantes de la delincuencia organizada.

Exhortó a que, a nivel nacional, se realice una discusión sobre la actuación de los jueces que ordenan la liberación de delincuentes por fallas en el debido proceso, sin valorar antecedentes penales o contexto criminal.

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta