La respuesta inmune feroz de los murciélagos a los virus podría hacer que estos se repliquen más rápido cuando saltan a mamíferos con sistemas inmunes promedio, tal como el de los humanos, de acuerdo con un estudio de la Universidad de California.

«No es casualidad que algunos de los peores brotes de enfermedades virales en los últimos años, como SARS, MERS, Marbug y probablemente el coronavirus recién llamado COD-19, se originaran en murciélagos”, señalaron los científicos.

Explicaron que, si bien los murciélagos pueden tolerar virus como estos, cuando se trasladan a otros mamíferos, abruman rápidamente a sus nuevos anfitriones.

Mediante un comunicado, los investigadores apuntaron que, además, la interrupción del hábitat de dichos animales parece estresarlos, lo que hace que eliminen aún más virus en su saliva, orina y heces que pueden infectar a otros.

Recordaron que muchos de los virus de murciélago saltan a los humanos a través de un intermediario animal.

«El SARS llegó a los humanos a través de la civeta de palma asiática; MERS a través de camellos; Ébola a través de gorilas y chimpancés; Nipah a través de cerdos; Hendra a través de caballos, y Marburg a través de monos verdes africanos. Sin embargo, estos virus siguen siendo extremadamente virulentos y mortales al dar el salto final a los humanos”, detallaron.

Actualmente los científicos se encuentran diseñando un modelo más formal de evolución de la enfermedad dentro de los murciélagos para comprender mejor la propagación del virus a otros animales y humanos.

 

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta