Autoridades agrarias y municipales de Capulálpam de Méndez, dieron a conocer que lograron un amparo para detener las concesiones mineras ubicadas en su territorio, las cuales habían sido otorgadas a la minera canadiense Continuum Resources LTD, a la Minera La Natividad y Anexas y otros particulares.

Estas empresas llevaban a cabo la exploración y explotación de oro, plata y otros minerales sin haber consultado a la comunidad indígena de esta población, como lo prevé el Convenio 169 sobre los Pueblos Indígenas y Tribales en Países Independientes, de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

En conferencia de prensa realizada este martes, indicaron que por cinco años llevaron a cabo un litigio para lograr esta sentencia en octubre de 2019, en donde se reconoce jurídicamente la ancestralidad de la comunidad, la cual fue fundada antes de que se formara el actual Estado Mexicano y por tanto tiene el derecho a la protección de la justicia federal.

Explicaron que por más de 200 años el proyecto minero haya provocado el saqueo de los recursos naturales, afectaciones a los pobladores, daños a los trabajadores, y actualmente, sigue trabajando a la espera de que logren revertir de manera definitiva las concesiones.

De acuerdo con estudios realizados por la propia comunidad indígena, la mina de «La Natividad» fue descubierta después de la llegada de los españoles a México en terrenos de la comunidad de Capulálpam de Méndez. Sin embargo, fue a finales del siglo XVII y  a principios del siglo XIX cuando inició su explotación de manera formal

En 2004, la empresa Continnum Resources se convirtió en la principal inversionista para la explotación de los recursos mineros en Oaxaca, entre otros, de los proyectos Natividad, San José, Talea de Castro, Tres Hermanas y Lachiguiri.

Compartir

Dejar respuesta